El 22 y 23 de abril se realizará el encuentro internacional de minibasket organizado por Peñarol de Dolores.

Se reunirán más de 600 niños en un fin de semana que será para el recuerdo. El objetivo es la recuperación de Peñarol de Dolores, club que fue afectado por el tornado climático que afectó en 2016 a aquella ciudad. Un año más tarde un grupo de gente que labura mucho por la institución da los primeros pasos para salir adelante.

El evento comenzará el sábado con un paseo por la zona afectada y organizaciones sociales de la ciudad para que los niños vean lo que fue aquel suceso y como se está rearmando todo gracias a las distintas formas de colaboración existente que hubo de distintos lugares.

El sábado habrá seis canchas en el estadio cerrado mientras que el domingo la fiesta se traslada a la plaza de la ciudad.