Marcos Marotta fue la gran figura de Larre Borges en el triunfo ante Aguada en el Palacio Peñarol por los cuartos de final de la Liga Uruguaya de Básquetbol y de esta manera la serie quedó 2-1 a favor del elenco de la calle San Martín. El número 4 del conjunto cuadriculado dialogó con Basquet Total.

 

“Merecíamos un triunfo, ellos cerraban mejor los partidos y nosotros sabíamos que teníamos que mejorar, lo logramos y sacamos eso que tenemos adentro que nos permitió cerrar el partido”, comenzó diciendo el conductor.

Larre Borges venía arrañando victoras: “En el primer partido estabamos muy bien posicionados y quizás era ese el punto a meter sin embargo llegó cuando el partido fue al revés, ellos tenían diez puntos de ventaja, esto es básquetbol, nosotros lo dimos vuelta y nos llevamos el punto en esta ocasión”.

Debido a la marca que le pusieron a Anthony Young, los nacionales tuvieron que ser los goleadores del equipo: “Muchas veces a Anthony lo duplican o triplican y eso es muy agobiante, por eso tenemos que aparecer los demás y dar pasos adelante como lo hicimos en su momento en Olimpia y ahora lo volvimos a hacer, estamos con mucha más confianza”.

La poca eficacia de Aguada fue determinante: “Ellos no estuvieron finos en el tiro exterior como en el segundo partido. Por nuestra parte arriesgamos más, corrimos la cancha y mejoramos en el rebote ofensivo. Ahí estuvieron nuestros creces y sus falencias para llevarnos el triunfo”.

Año a año se habla de Larre Borges como revelación pero Liga a Liga demuestra que es una realidad: “Los dirigentes arman buenos equipos con química y con un entrenador a la cabeza que es líder, con las cosas claras. Por su parte, a los jugadores se les permite trabajar con seguridad y confianza lo que es muy importante”.

En el barrio La Unión duermen tranquilos con el triunfo pero sueñan con igualar el viernes: “Sería hermoso llevar la serie a un quinto juego, me puse a pensar en eso cuando terminó, sería especial”.