Defensor Sporting derrotó a Urunday Universitario por 86-75 y de esta forma se metió en semifinales donde espera por el ganador de Aguada - Larre Borges.

Tras lo que fue el claro triunfo para ponerse 2-1, el violeta salió a liquidar la serie y para ello saltó al rectángulo con Martín Osimani, Javier Mojica, Mauricio Aguiar, Arnett Moultrie y Kiril Wachsmann. El estudioso por su parte, con más dudas que certezas y extrañando a Emilio Taboada lo hizo con Leandro Taboada, Mauro Zubiaurre, Shaquille Johnson, Brian Craig y Yamene Coleman.
Ambos comenzaron defendiendo en la zona pero con la diferencia de que por parte del fusionado el balón pasaba por todos los jugadores, mientras que en la verde sus foráneos asumían la responsabilidad. Con un goleo más repartido y Mojica como figura la viola se fue seis arriba en la mitad del primer chico. Urunday mejoró, tomó las marcas de Javier y Wachsmann pero en ofensiva necesitaba estar mas fino. Con bajos porcentajes desde los 6.75 sólo logró cambiar punto por punto y culminar 21-16 abajo el primer chico.
El segundo periodo pasó sin pena ni gloria. Los de la avenida Joaquín Suárez apelaron más por el juego interno y con un Mauro Zubiaurre inspirado lograban sumar. Por su parte los de Punta Carretas encontraron en el portorriqueño un pilar fundamental en ofensiva, pese a la buena defensa que le propusieron. Tras una mala decisión en ataque por parte de los de Da Prá, en la recarga Aguiar falló pero Moultrie puso la basura en su lugar para que el fusionado terminara la primera mitad 38-30 arriba.
Al regreso del descanso largo Craig se hizo fuerte en el poste bajo y desde allí aportó. Tortajada también lo ayudó pero en la defensa no tuvo como parar a Kiril, que mantuvo la renta. A pesar de la mejoría, un ataque de ira de Brian Craig le costó un técnico que llevó a Defensor 11 arriba, para finalmente inclinará balanza de su lado. Con los malos números del estudioso desde el perímetro, Jauri inteligentemente planteó una defensa zonal que dejó sin ideas al rival. El aro de la calle Galicia se agrandó y Osimani junto con Mojica se florearon para abrir 19 de máxima, diferencia con la que culminaron los primeros 30 minutos, 68-49 arriba.
Cuando el trámite parecía liquidado, Urunday con Coleman y Taboada afuera con cinco faltas salió a dar la cara y con más corazón que básquetbol se puso a seis con poco más de minuto y medio por jugar. Es que disimuladamente triples que parecían ser para maquillar el electrónico, terminaron siendo para arrimarse y darle un susto a la viola, que de todas formas desde la línea cerró el encuentro y selló su clasificación a semis por 86 a 75.
En el primer semifinalista se destacó Martín Osimani con 22 puntos, bien secundado por Javier Mojica con 21. En el derrotado el goleador fue Shaquille Johnson con 21, y lo siguió Mauro Zubiaurre con 19.