Se presentó en Presidencia, oficialmente, la sede de Uruguay en la Copa América. Hablamos con Marcelo Signorelli y Ricardo Vairo, entrenador de la selección y presidente de la FUBB respectivamente.

 

Por dicho certamen, competirán Argentina, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Islas Vírgenes, México, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela y un quinto representante de América del Sur que aún resta conocerse.

El sistema de disputa será una primera fase de tres grupos cuadrangulares en formato de todos contra todos que tendrán sede en Medellín (Colombia), Bahía Blanca (Argentina) y Montevideo. El mejor equipo de cada cuadrangular avanzará al Final Four junto a Argentina que clasificará automáticamente por su condición de organizador de la fase final.

Se jugarán semifinales y luego la final que determinará al campeón. Se estima que para el año 2021 se juegue con 16 equipos y se haga una serie más también, buscando evitar lo de esta edición de que un país este ya previamente clasificado al Final Four por ser el organizador sin importar cual sea su desempeño en la primera ronda.

El Sorteo Oficial de la FIBA AmeriCup 2017 se celebrará el 20 de abril en Buenos Aires, Argentina y se transmitirá en el canal de Youtube de FIBA.

Cabe destacar que el Campeonato Sudamericano 2016 clasificó a cinco equipos a la FIBA AmeriCup 2017, incluyendo a Brasil, federación nacional actualmente sufriendo una suspensión. La decisión del quinto representante de Sudamérica se tomará por el Buró Central de FIBA y será anunciada próximamente.

De esta manera así quedaron determinadas las series con sus días de competencia:

Grupo A (Medellín, Colombia) Entre el 25 y 27 de agosto
Grupo B (Bahía Blanca, Argentina) Entre el 27 y el 29 de agosto
Grupo C (Montevideo, Uruguay) Entre el 28 y 30 de agosto
Final Four (Córdoba, Argentina) Entre el 2 y 3 de setiembre.

El Presidente de FIBA Américas, Sr Usie Richards dijo: “La FIBA AmeriCup 2017 representa una nueva era en nuestro baloncesto continental. Las mejores selecciones nacionales de nuestro continente competirán por el orgullo de proclamarse el campeón indiscutible de las Américas. Es para nosotros motivo de gran satisfacción poder anunciar a Argentina, Colombia y Uruguay como los anfitriones de la competencia en un junte sin precedentes para nuestro deporte en el continente americano. Estamos confiados en que será un espectáculo deportivo de altura y un disfrute para los amantes del baloncesto”.

El Presidente de la Federación Uruguaya de Basketball (FUBB), Ricardo Vairo dijo estar: “Muy contentos y conscientes del desafío que implica que FIBA nos haya confirmado como sede de la Fase de Grupos de la FIBA AmeriCup 2017. Agradecemos al Prof. Fernando Cáceres, Secretario Nacional del Deporte de Uruguay por el apoyo en lo que será una gran oportunidad para que nuestra afición pueda presenciar a las mejores selecciones nacionales del continente y a su vez una gran antesala para comenzar a generar identidad de la nuestra con el público de cara a la nueva era que se avecina en el basquetbol”.

El entrenador de la selección, Marcelo Signorelli dijo: “Primero que nada es un orgullo dirigir a la selección y dado que la Copa América se va a jugar acá es mejor todavía, ya que jugar con nuestro público es muy importante, lo que nos motiva y obliga a dar una imagen positiva para la afición”.

La última vez que se llevó a cabo un Sudamericano en Uruguay fue en 2003, posteriormente sólo hubo unos amistosos: “Esto es muy importante, hay que valorar el esfuerzo que se esta haciendo y que sirva de preparación para lo que realmente importa que es el año que viene la clasificación al Mundial de Beijing”.

Los cambios en el sistema de competencia son varios y las eliminatorias que Uruguay juegue como local podrían ser fuera de Montevideo: “Nuestro objetivo en mente es Beijing 2019 y podría ser que nuestros partidos de local sean en Paysandú que hay un excelente estadio o donde haya un lugar indicado y que cumpla con las exigencias de FIBA. Estamos recorriendo ese camino que es lo más importante ahora”.

Para concluir Signorelli hizo referencia a su proyecto de selección, el CEFUBB y los campus en el interior: “Estamos trabajando que eso es lo importante, organizar, planificar, ejecutar y trabajar viendo los efectos a corto, mediano y largo plazo. Aún faltan algunas cosas, es un trabajo muy grande pero estamos bien, vamos por el camino correcto aunque eso el tiempo lo dirá después”.

Ricardo Vairo, en tanto, manifestó: “Es un orgullo y un gran desafío como bien decía el director regional de FIBA, Alberto García, tenemos que demostrar nuestra capacidad para solidificar nuesta candidatura al Mundial 2023. Esto también nos va a dar identidad y un sentido de pertenencia hacía la selección por parte del público general, no solo local que va a ser muy importante. Este tipo de eventos potencia el básquetbol local que es clave”.

La gente va a volver a ver a Uruguay en un torneo internacional en nuestro país tras aproximadamente 15 años: “Hubo algún partido amistoso con Argentina hace unos pocos años pero no tenemos la posibilidad de ver seguido a nuestra selección en casa. Ahora vamos a aprovechar estas nuevas oportunidades que nos da FIBA y con el esfuerzo de todos haremos un cambio radical en el básquetbol”.

La idea de las eliminatorias es ampliar el básquetbol y sus mercados por lo que Uruguay disputaría sus partidos en el interior, más precisamente Paysandú que suena como candidato más fuerte, “Al ser un sistema nuevo de dos partidos con carácter de ida y vuelta implica otro tipo de infraestructura quizás un tanto más accesible lo que nos podría llevar a decir que seguramente sea el estadio de Paysandú el que utilizaremos. Es muy hermoso y tiene las condiciones así que tras el sorteo del 7 de mayo vamos a definir donde vamos a jugar los diferentes partidos”.