Nahuel Santos tuvo una noche soñada en la victoria de Aguada ante San Telmo. El alero puso 10 triples y terminó con 37 puntos. Tras el juego, dialogó con Basquet Total.

Al respecto de cómo fue el partido, Santos explicó: “Se me abrió el aro y tuve confianza para seguir tirando. Pudimos sacar una diferencia desde el comienzo y eso nos permitió jugar más liberados, tomarlo para seguir mejorando y llegar más fuertes al próximo partido”.

A pesar de la diferencia, el rojiverde mantuvo la intensidad gran parte del partido y eso se notó en la diferencia final: “Germán (Cortizas) y Joel (Pose) rotan mucho el plantel y eso es bueno a la hora de manejar la intensidad. Tenemos un plantel largo y eso ayuda.” Sobre los aspectos exigidos por sus entrenadores, Nahuel continuó: “Nos piden concentración en defensa y jugar bien los sistemas. Son técnicos abiertos y eso permite poder jugar un poco más libres y adaptarnos al juego según lo que proponga el rival”.

Aguada tiene varios jugadores que integran el plantel de Primera, e incluso con minutos en esta Liga. Esto es una ventaja a la hora de venir a jugar el torneo: “Seis de los 12 entrenamos en primera, ya nos conocemos y eso es bueno. Eso suma mucho, entrenamos a otro nivel e intensidad, contra jugadores más grandes y con más experiencia”.

A nivel personal, Nahuel tiene claro lo que busca: “Mi objetivo es seguir sumando cosas a mi juego y mostrarme lo más que pueda, que me conozcan. Me encantaría jugar este Metro pero quedan pocos lugares. Sería importante para no dejar de jugar y para ganar confianza que es lo principal”.

Sobre el equipo y el objetivo del aguatero en esta edición del Torneo Sub 23, terminó diciendo: “Tenemos un plantel largo, de buenos jugadores y con ganas. Queremos pelear el campeonato, sabemos que podemos y tenemos con qué”.