Galatasaray venció a Olympiacos Piraeus por 80-71 colocando un 45-23 en el segundo tiempo, para remontar el juego.

El encuentro comenzó sin demasiada intensidad. Ambos parecían no defender y las diferencias en el marcador aumentaban a favor del local pura y exclusivamente por errores del elenco de Estambul, que no tenía un buen manejo del balón. El conjunto griego dominaba en la pintura. Ganando rebotes ofensivos y atacando al aro desde allí, abrió una brecha. Para contrarrestar eso, Ergin Ataman puso a los grandes en cancha, sin respuestas. El dueño de casa corrió la cancha y sacó la máxima de 13 al término de los primeros diez minutos, 27-14.

El segundo cuarto tuvo buenos minutos para nuestro compatriota, que anotó y también asistió. A pesar de esto, el trabajo del equipo en defensa no era bueno, y los números hablaban por si solos. El local no paraba de bajar rebotes ofensivos y de esta manera convertir de segunda oportunidad, manteniendo la diferencia. De esta forma Olympiacos se fue al descanso largo 48-35 arriba.

El arranque del tercer cuarto fue malo. Dos puntos para cada lado tras más de tres minutos de juego seguían favoreciendo a los griegos que de esa forma, se iban expresos a un nuevo triunfo. Con el correr de los minutos Galatasaray mejoró en defensa y le permitió robar balones y correr la cancha. No era la mejor noche de los turcos, que aún solos frente al aro erraban alguna bandeja. Pero no les fue impedimento para acercarse y bajar de diez la diferencia por primera vez desde el primer chico. Una lluvia de triples de la visita fue lo que prosiguió para colocar un 18-3 que igualó el encuentro en 57 con 1:09 por jugar del tercer período. Tras minuto de Sfairopoulos sus dirigidos convirtieron y se fueron 59-57 arriba al ocaso del partido.

La intensidad que no tuvo el arranque, lo tuvo el cierre. El juego se hizo de alto voltaje, Galatasaray empujado por la remontada pasó al frente y Olympiacos empezó a ver comprometido el triunfo. Sobre el cierre Vladimir Micov se encargó de llevarse el punto para Turquía por dos bombazos que abrieron siete de renta, siendo finalmente 80-71 la diferencia para el conjunto de Estambul.

Bruno Fitipaldo estuvo 7:40 en cancha -todos en el primer tiempo- donde convirtió 6 unidades (2/2 en triples), puso 1 asistencia y tuvo una pérdida.