Brian García fue figura en el triunfo de Goes ante Trouville para estirar la serie. Culminado el encuentro dialogó con Basquet Total.

El misionero hizo un recorrido por el primer  partido, el presente y el que se viene. Esto manifestó: “Para nosotros no había mañana. Igualmente la diferencia en este partido no quiere decir nada, sigue estando todo igual, tenemos que ganar dos más. Ellos siguen siendo los favoritos, siguen estando a un partido, y tenemos que ser duros en a cancha. Creo que el partido pasado ya nos mostró una cosa, que en el segundo tiempo entramos duros y pudimos remontar el encuentro, aunque no nos dio. Era obvio que íbamos a hacer un gran desgaste y no íbamos a rendir al final pero nos sirvió para jugar de esta manera ahora”.

A la hora de reconocer responsabilidades, Brian destacó a sus compañeros: “Esto también tiene que ver con el equipo y los compañeros que tengo. Sabíamos que a pesar del momento, a ninguno le iba a pesar la pelota, y así fue. No nos quedaba otra, teníamos que salir a ganar, y a eso salimos. Cada decisión que tomáramos en ataque, la teníamos que hacer con confianza y eso fue muy importante”, continuó.

La efectividad jugó un papel clave en el triunfo: “El primero metimos cuatro triples en todo el partido y era importante que entraran en el segundo. Y si no entraban, tener la tranquilidad de que íbamos a estar todos para el rebote, para conseguir la pelota nuevamente”.

El aliento de la gente que llenó el estadio Plaza de las misiones jugó un rol clave: “En nuestra cancha y con la gente le hacemos sentir presión al rival, creo que es más pesado para ellos. Para nosotros sigue siendo lo mismo, jugar acá, jugar allá porque la gente apoya y se hace sentir en todas las canchas”.

Muy ovacionado por la gente a la hora de retirarse, Brian reconoció el cariño: “Es muy emocionante sentir que esta hinchada, que es la más grande, me ovacione de esa manera. Ellos me quieren y también saben lo que yo quiero al club y creo que por ese lado no me sorprende mucho”.