El primer juego entre Trouville y Goes marcó una gran diferencia en el rendimiento de sus nuevos extranjeros: Ernesto Oglivie fue ampliamente superior a Clarence Matthews.

La decisión del misionero de cortar a David Nesbitt para traer a Matthews había generado polémica en su momento, y si bien el debut del extranjero en la fase Permanencia no silenció la discusión, la realidad se vería cuando enfrentara en el repechaje.

Por su lado Álvaro Tito volvió a cambiar la dupla tras aquella dura caída ante Biguá, volviendo Musa Abdul-Aleem y llegando Oglivie. Y la apuesta por el interno le dio rédito, al menos en el primer partido.

Oglivie terminó el juego con 23 puntos y 7 rebotes en casi 35 minutos en cancha. Sus porcentajes fueron muy buenos 8/13 en dobles y 7/8 en libres, además de un buen trabajo defensivo y ser importante en el juego ofensivo de Trouville que se mostró más fluido que en juegos anteriores.

Por su lado Matthews aportó apenas 4 puntos y bajó 8 rebotes en 26 minutos de juego. Si bien el interno comenzó el juego ganando en la pintura, erró mucho -1/5 en dobles- y luego perdió el protagonismo que el extranjero habitualmente asume.

Goes deberá mejorar para darle juego a Matthews y superar la claves defensivas que propuso el Rojo de Pocitos, al tiempo que los de Álvaro Tito buscarán repetir una intensidad que le permitió llevarse el primer punto disputado en la cancha, y dejar la serie match point.