Malvín se quedó con el duelo de aves en el Canil al vencer a Biguá 69-57 en partido que dominó de principio a fin.

Escenario completo en un 85% y un calor intenso en un gimnasio que, como siempre, estaba muy lindo. Al lado la algarabía de un tablado en carnaval y en cancha el nerviosismo de un punto en disputa donde se jugaba muchísimo.

Malvín arrancó para matar, repartiendo bien el goleo, con excelente conducción de Federico Bavosi que impuso el ritmo del partido. Parcial de 17-7 ante un Biguá perdido. Tras minuto de Kogan el Pato hilvanó un poar de corridas de cancha, pero cuando el playero controló el balance dejó sin opciones a su rival en el 5x5. Un triple final de Nicolás Mazzarino le dio ventaja 22-13 al término del primer cuarto.

En el segundo hubo un triple de Brause que parecía emparejar una historia que siguió siendo favorable a la gaviota. Si bien Pablo López no pudo encontrar gran profundidad en el banco porque los minutos de Santiso y Pomoli fueron pocos, los seis jugadores más utilizados por Pablo López cumplieron con creces y desde ahí el local solidificó su buen pasar. En el cierre con la rebeldía de Diego Álvarez y Martín Rojas achicó la visita que se fue 39-31 abajo al descanso largo.

El tercer cuarto fue todo de Malvín. A Biguá le ganó el malhumor, se la agarró con la terna que nada tuvo que ver e hizo un buen trabajo pese a algún error puntual y menor. Dentro de ese panorama Borsellino salió temprano por quinta con un técnico. Jugando desde el pick con Bavosi quien asistió a sus compañeros de buena manera, el local por momentos se floreó y llegó a sacar 18, ingresando al último 58-42.

Cuarto final donde dos pibes cambiaron el rumbo de una historia que parecía sentenciada. Rodrigo Brause colocó tres triples al hilo y Martín Couñago defendió muy bien a Mazzarino, Charly no pudo coronar su buen pasar con una bandeja donde recibió una tapa de Bavosi quizás por falta de confianza para ir agresivo al aro. El Pato, aplicado atrás, controlaba las acciones, y se puso a siete. Ahí pasó cuatro ofensivas sin anotar y Malvín encontró aire con conversiones de Pearson y Mazzarino.
La quinta del extranjero número 45 volvió a bajar el juego ofensivo del local. Y Biguá con Glenn en la pintura como principal argumento se colocó a ocho nuevamente.
En momento caliente la esquina de la muerte decidió el rumbo del partido, triples consecutivos de Mazzarino y Souberbielle pusieron punto final a la historia. Ganó Malvín 69-57 e igualó la línea de su rival.

Estadísticas oficiales