Tras un accidentado encuentro entre Unión Atlética y Sayago, se sabe el estado de los jugadores que debieron retirarse. Tranquilidad para la UA, preocupación para Antunes.

Uno de los primeros que debió salir fue Angel Varela. En un rebote recibió todo el peso de Justin Rutty -que estaba cayendo- sobre su cuello, motivo por el cual inmediatamente quedó en el suelo durante unos minutos y luego en el banco fue revisado por la asistencia medica y en el entretiempo retirado en camilla. Para hinchas y todos los presentes en el gimnasio de la calle Velsen, parecía sumamente grave, pero lo cierto es que, estudios mediante, lo del “10” no es nada, y estará el martes para enfrentar a Olimpia.

Otro de los jugadores azulgranas que se lesionó fue Cristian Mazzuchi, que si bien disputó el segundo tiempo, lo hizo inflitrado, en consecuencia de un esguince de tobillo. También luego de ser visto por profesionales al finalizar el encuentro, dictaminaron que no sería grave y no habría mayores complicaciones para estar a la orden en la Cúpula de Colón.

Por parte del conjunto de Ariel y la vía, en el segundo cuarto se fue Camilo Antunes que al ir a recuperar un balón, se sacó un dedo de lugar, girándose este 90 grados, según contó el jugador mismo. Luego de hacerse una placa se supo que fue una luxación, pero descubrieron que tenía otro de sus dedos fracturados. Camilo días previos sentía dolor pero en ningún momento supuso la lesión, que lo mantendrá al margen.