Federico Köster es uno de los pre-seleccionados a la Selección Uruguaya de Basquetbol que afrontará el Sudamericano de la categoría sub-17 en Bolivia y previo al entrenamiento dialogó con Básquet Total.

Por Gonzalo Botta

El base oriundo de Sandú, con su timidez al momento de realizar la nota, esbozó sus primeras palabras en relación a lo que fue este llamado: “Estoy feliz, orgulloso de mí, muy contento. Yo creo que tener esta oportunidad es algo increíble, es el sueño del pibe”.

Fede se desempeña en el primer equipo de la ciudad de Mercedes y estuvo participando de la Liga Regional de Basquetbol de Soriano. Sobre el roce competitivo entre el básquet de allá y el que vio acá en estos días agregó: “Es totalmente distinto en la forma de jugar. El estilo de juego allá es mucho más lento pero al momento de competir es similar creo yo”.

Como todos los jóvenes, Köster quedó impresionado al llegar al nuevo Centro de Entrenamiento de la Federación Uruguaya de Basquetbol: “Este centro está buenísimo. Tenemos una buena cancha para jugar, está imponente. La infraestructura tal vez es un poco distinta. En Soriano falta el piso flotante en algunas canchas y acá el estado del campo del gimnasio está mejor”.

El jugador mercedario juega en la misma posición que Gustavo “Panchi” Barrera. Además el actual base aguatero realizó sus primeros armas en el Sandú y Fede se ilusiona con que a él le suceda lo mismo: “Ojalá pueda hacer mi carrera como él. Creo que es un gran jugador”, afirmó.

Köster es un apellido más que respetado en el basquetbol de nuestro país. Su hermano Nicolás militó en Bohemios pero su abuelo, Luis Eduardo Köster, fue deportista olímpico en Japón 1964. Además de su pasaje por Sandú, Luis Eduardo vistió la casaca del glorioso Sporting y hoy es el pilar y ejemplo a seguir de su nieto: “La familia es todo. Ellos siempre están alentándome. Me apoyan siempre. Hoy no pudieron venir sino están sentados observando todas las prácticas mías”.

Sobre el final manifestó su deseo de poder decir presente en la cita continental pero es consciente que en su posición hay grandes jugadores: “Ojalá se me dé. Hay un gran nivel de compañeros y jugadores, hay que ver qué pasa”.