Emilio Taboada fue la figura del partido en la victoria de Urunday Universitario sobre Biguá, debido a que entre otras cosas, puso el triple en la hora para ganarlo.

Un triple de nueve metros contra el acrílico hizo explotar a los hinchas estudiosos:  “Increíble el final, parecía perdido pero aprovechamos el error de ellos en el  pase, la robamos, por suerte me quedo para tirarla y me tocó meterlo con un tablazo. Una locura”

De la desilusión, a la algarabía total en una sola bola: “Este deporte es así, por eso es tan hermoso, a mi me encanta”.

Fue un juego de rachas, y de los más dinámicos hasta ahora, sobre eso Emilio manifestó: “Creo que en el primer tiempo nos entreveramos con la defensa combinada que ellos nos plantearon, nos costó jugar interno y poder sacar tiros claros. Pero en el segundo tiempo mejoramos, igual Biguá es un rival durísimo, nos costó un montón parar las corridas, pero al final ganamos y en la semana lo corregiremos”.

Para cerrar, hizo alusión al polémico arbitraje en el primer cuarto: “Mucha histeria para mi, más teniendo en cuenta que recién comenzaba el partido. Pero al final terminó todo en orden y eso es lo más importante”.