Tras una gran temporada en lo que a básquet femenino respecta, las chicas se preparan para un nuevo año con torneo mayor, U18 y una nueva categoría.

El histórico sudamericano U15 en Ibarra, la competitividad en la Liga Uruguaya Femenina y la buena asistencia a las canchas fueron algunos de los aspectos que motivó a los clubes, a no solo tener un plantel mayor, sino que también comenzar a formar jugadoras desde temprana edad. Motivo por el cual al ya existente torneo U18, se le agregará uno más, la categoría U15. En esta primera parte del informe, repasamos los proyectos de cuatro clubes.

Uno de las últimas incorporaciones al torneo U18 fue Urupan, haciéndolo con el mismo iniciado, pero confirmando una gran campaña, llegando a semifinales donde cayó ante Malvín. Para esta temporada el club pandense nombró a Daniel Álvarez como coordinador de todas las categorías, y esto no escapa al femenino. Desde febrero la “verde” tiene a más de 20 chicas entrenando en sus instalaciones y tiene pensado participar en los dos torneos de formativas.

Otra de las instituciones que viene haciendo un buen trabajo, y lo demostró con el podio en la LUF y llegando a semifinales también en la competición menor, es Nacional, un club que no paró de trabajar con las niñas y hoy por hoy cuenta con 6 en la escuelita, 15 en la categoría U13, 8 en la U15 y 15 en la U18, en un proyecto que no para y tiene como clave del éxito el apoyo por parte de toda la dirigencia.

Malvín es otro de los equipos que continúa apostando fuerte a las chicas y desde los primeros días del 2017 invita a todas a participar de los entrenamientos. En la actualidad, el vigente campeón de la mayor tiene 15 jóvenes en cada una de las categorías que van a competir, además de 20 niñas en lo que es Minis y Preminis.

El último club que repasaremos en esta primera parte es Bohemios, las actuales dueñas del título en la U18 quieren repetir lo obtenido y se preparan con todo para eso. SI bien el plantel marrón cuenta con 15 chicas, 14 de ellas son U15 y tan solo una U18. Pese a esto, la idea es que jueguen en los dos torneos, tomando en cuenta que la pasada temporada con la mayoría de sus chicas por debajo de los 15, dio la vuelta.

El común denominador de todos estos clubes es que hacen un excelente uso de las redes sociales para mostrar sus trabajos, motivar a sus jugadoras, y a su vez invitar a otras a arrimarse a los entrenamientos. Aunque este detalle parezca menor, es claro ejemplo del crecimiento e importancia que cada institución le da al femenino, que competición a competición es mayor.