Sayago sigue vivo y derrotó a Olimpia por cifras de 77 a 71 en un juego que fue malo. Los de Colón extrañan a Alexander y se complican en la Permanencia.

En un juego en el que el buen juego faltó, el color se lo dieron los más de mil hinchas que se hicieron presentes en el Palacio Peñarol e hicieron una fiesta en paz. Entre globos, papel picado y cánticos saltaron los cinco iniciales de por cada lado. Matías Lado, Gerardo Fernández, Anthony Danridge, Trevante Drye y Damián Mujica fueron los de Perdomo. Mientras que Camiña colocó a Germán Silvarrey, Dwayne Mitchell, Iván Loriente, Gastón Páez y Nicolás Delgado.

Con ambos en zona y sin ideas claras dio inicio el encuentro. Las alas rojas ejecutaron mejor la defensa y ataque. Anularon el juego interno de su rival, que además no estaba claro desde el perímetro. Corriendo a cancha y aprovechando los rebotes ofensivos la “O” se fue cinco puntos arriba promediando el primer cuarto. Mujica salió por Antunes y los extranjeros del rojo asumieron la defensa en la pintura, haciéndolo de gran manera para colocar un 9-0 y pasar al frente. Con un triple para cada lado finalizó un mal cuarto de ambos, 15-13 a favor de los de Ariel y la vía.

Pese a dos dobles consecutivos de Antunes, los de Colon, basándose en una defensa zonal muy cerrada colocaron un 7-0 para volver a liderar en el electrónico. Un intercambio de puntos fue lo que prosiguió, pero el buen juego seguía sin ser la premisa, reflejándose en el bajo score. Con algún tiro convertido luego de varios intentos y sin lucirse, se fue el primer tiempo, que marcó 32-30 para los de la Avenida Garzón.

El arranque del tercer chico tampoco fue mucho mejor. Ambos aprovechaban el error del otro para aumentar el puntaje, pero lo hicieron por rachas. Cabillón por un lado y Danridge por el otro eran las figuras en los primeros minutos de la segunda mitad. Sobre el cierre los de Camiña se llenaron de faltas y Sayago a pesar de los pésimos números desde allí logró abrir una brecha, terminando el cuarto 54-48 arriba.

Para el cierre Perdomo puso una defensa al hombre que dio rédito para detener los tiros exteriores, pero dejando desatendida la pintura, donde fue dañado en varias oportunidades. La perseverancia en la marca llevaron a dos tiros errados por parte del Olimpista, mientras que del otro lado el aro finalmente se abrió y con tres bombas el rojo se fue diez arriba promediando el cuarto final y llevó al minuto de Camiña. Acto seguido Mitchell asumió mucho más en todos los aspectos y llevó a una reacción que dejó a su equipo a dos con 2:50 por jugar. La diferencia se mantuvo y llegó a ser de tres, la marca sumamente apretada que planteó Olimpia lo llevó a cometer varias infracciones en pocos segundos, y tras dos en una misma ofensiva de Sayago, llegó una bomba de Camilo para poner a su equipo seis arriba y hacer delirar a su gente con 1:25 por jugar. Tras tiempo muerto, el foráneo de la O descontó, pero un doble de Drye devolvió la diferencia. Loriente convirtió pero luego falló en dos oportunidades, lo que hizo que Sayago con un libre adentro de Antunes, y tiempo después otro de “Tony” se quedara con el encuentro, 77-71.

En el ganador se destacaron los 21 puntos de Antunes y el doble – doble de Drye, con 15 unidades y 20 rebotes. En las alas rojas Loriente fue figura con 22 puntos, seguido por Mitchell con 16.