Urunday derrotó claramente a Aguada, destacándose su buen juego colectivo y las individualidades a alto nivel. Tras el partido, Basquet Total dialogó con su entrenador, Héctor Da Prá.

Si bien ambos equipos están en buena posición en la tabla, el estudioso lo encaró como un juego fundamental: Era importante más que nada por las posiciones que estamos en juego, posiciones de primera línea.  Es un equipo que viene muy bien, que hizo una excelente Liga de las Américas a pesar de no clasificar, y para nosotros de local era importante hacer un buen juego”.

Al respecto de las claves para irse con la victoria, el entrenador se refirió a la estrategia utilizada: Salió bien, lo planificamos bien. Nos sorprendieron en el primer cuarto pero pudimos ajustar, fuimos a zona y seguimos ajustando, fuimos cambiando las distintas zonas y en un momento pudimos abrir ventaja. La diferencia no son 20 puntos pero a lo largo del juego pudimos ser superiores”.

Urunday no tuvo un buen balance en el primer cuarto y recibió muchos puntos. Corregir este aspecto fue importante para que los del Prado puedan llevarse el juego: Ellos tienen dos vías de salida, los pases largos de Barrera y la salida de Smith como si fuera un base, rompiendo primera línea y consiguiendo puntos fáciles. En la medida que retrocedimos y no permitimos eso pudimos controlarlos y abrir esa ventaja”.

La dupla extranjera, sumada a Emilio Taboada, le da al equipo de Da Prá un salto de calidad importante: Hoy volvimos a ver al gran Mike Sweetney, dominador de la tabla, haciendo jugar a los demás, preocupando a los defensas. Nosotros tenemos dos aleros muy importantes como (Emilio) Taboada y Johnson, que nos había faltado el partido pasado”.

A pesar de esto, el entrenador insiste en el juego colectivo como principal arma del equipo, y sobre esto, explica: Intentamos no depender de un jugador, porque se hace muy difícil a este nivel. Buscamos no sobrecargar a Johnson y (Emilio) Taboada, que los demás les ofrezcan soluciones. Hoy Sweetney, Soarez y Leandro lo hicieron y para nosotros es importante, y nos permite vernos con más expectativa.” Para resumir: “Se va viendo el juego colectivo al que queremos llegar”.

El estudioso tiene un equipo largo, especialmente pensando en playoff, donde claramente tiene puesta su mira: Tenemos cuatro internos para rotar, quizá nos falta un poco más en los perimetrales pero no siempre se puede. A veces el ritmo del partido te va llevando a querer definirlo, nosotros queremos acceder a los cinco mejores para llegar con mucho más aire a la definición, pero todos los partidos son difíciles”.