Biguá derrotó a Aguada como visitante 104-89 con un notable ingreso de Rodrigo Brause en la segunda mitad. 

En la Avenida San Martín el local recibía a uno de sus verdugos, el “Pato” de Villa Biarritz, que lo derrotó en los dos cruces previos en esta edición de la Liga, pero jugando como local. Con la ausencia de Curtis, Aguada debió apelar a un recambio temporal, sumado a la ausencia por lesión de “Panchi” Barrera. Así, el local saltó a la cancha con Diego Garcia, Miguel Barriola, Demian Álvarez, Gonzalo Iglesias y Jeremis Smith. Por su parte la visita abrió con Juan Cambón, Joaquín Osimani, Richard Chaney, Nicolás Borsellino y Ricardo Glenn.

El inicio del juego favoreció a la visita que tuvo facilidad para anotar con Borsellino y Glenn, se puso 17-11 promediando el cuarto, al tiempo que el aguatero tuvo dificultades para generar desde el posteo de Smith. Álvarez asumió demasiado con resultados dispares, pero tras minuto del “Hechicero” el rojiverde comenzó a jugar desde Diego García y empató el juego en 22. Un triple final -a tabla- de Cambón le dio ventaja al “Pato” 28-25 al final del primer chico.

Un buen inicio de sus extranjeros le devolvió ventaja de 8 al equipo de Villa Biarritz ante un Aguada que no tuvo un buen ingreso de Jordan Herníquez. Alternando defensa zonal y aprovechando la salida de Glenn con dos faltas y de Cambón que era importante en la conducción, el equipo de Cabrera descontó, volvió a empatar el juego y siguió de largo. Un buen cierre de Smith, especialmente en base a libres, hizo que el local cerrara 48-44 arriba. La rotación de Kogan pudo ser perjudicial para el equipo que bajó el nivel, pero a la larga fue fundamental porque todos llegaron enteros al cierre.

Tras el descanso largo, el ingreso de Brause generó espacios en la zona que proponía Aguada y el “Pato” encontró triples en las manos de Cambón y Álvarez para arrimarse en el marcador. Biguá sacó provecho de las situaciones de pick central con Glenn, pero Smith se destacó una vez más para que el local se vaya al último descanso ganando 72-70.

Un triple de Brause abrió el último cuarto, Iglesias respondió desde los 6.75 y Cambón puso otra “bomba” para pasar por mínima. Defendiendo en zona Biguá bajo el goleo del local y pasó por cuatro, pero el aguatero reaccionó con transiciones rápidas. Un triple de Chaney y otro de Brause -el cuarto en cuatro intentos- le dio 7 de renta al equipo de Kogan, que no dudó en triplicar a Smith cada vez que recibió para evitar goles fáciles bajo el cesto. El cierre evidenció el cansancio de Aguada tras su retorno de Liga de las Américas y la muy baja rotación en el partido, tomando malas decisiones y no pidiendo prácticamente anotar en el cierre del encuentro. Resultado final de 104-89 para un Biguá que sigue en la pelea por meterse directamente en playoff.

En el ganador se destacaron los 25 puntos de Ricardo Glenn, seguido por 16 de Juan Cambón y Joaquín Osimani, quien sumo además 8 asistencias. Seis jugadores terminaron en doble dígito. En Aguada, Smith anotó 35 puntos y cedió 8 asistencias.