En un partido totalmente emocionante, Hebraica y Macabi venció Malvín de visitante por 93 a 85 y de esta forma el macabeo sigue siendo verdugo del playero tras ganarle los tres encuentros disputados en esta temporada.

Naranja al aire en la Avenida Legrand. Defensa al hombre aguerrida, encuentro goleado de arranque. Malvín apostando a penetraciones y tiro estacionado. En Macabi la alianza Parodi-García Morales le daba redito a Zylbetsztein. Santiso ingresó en la ultima posesión y clavó una bomba sobre la chicharra, el playero se fue arriba 24-22.
El comienzo del segundo chico mostró un juego entreverado y picado. Luciano Parodi fue amo y señor de la ofensiva macabea, asumió, convirtió y asistió, asi Hebraica sacaba 10 de renta. El aporte de Boston fue fundamental, el nacionalizado capturó todo tipo de rebotes en una zona que le daba el éxito a la visita. Sin embargo, Pearson fue clave sobre el final, el dueño de casa puso un parcial de 9-0 y los primeros 20 fueron para el visitante por mínima (45-44).
Mejor la playa en el arranque del complemento. Defensa dura, ataque efectivo y buenos porcentajes de tiro exterior, Malvín ganaba por 5. El ingreso de Zuvich cambió el panorama, el mercedario asumió, cargo el poste bajo y le sacó la cuarta falta personal a Hatila, provocándole la sustitución. Los de López volvieron a tomar las riendas sobre el final, parcial 8-2, Mazzarino y Pearson fundamentales. Ganaba Malvín 71-64 al término del tercero.
Mejor el dueño de casa en el comienzo del último, nuevamente a base de una dura defensa, no dejando jugar al rival y teniendo a Pearson como principal exponente en la ofensiva, de esta manera sacó 8 a falta de cinco minutos.  Zylbrtsztein paró el partido y el encuentro dio un giro de 180 grados. Macabi salió con otra predisposición en el ataque y fue una ráfaga. Leandro fue imparable y el conductor hacia la victoria, puso dos triples, y aparecieron otros dos de Izaguirre. Así la vista impuso un parcial de 21-2 para pasar al frente 91-80. Malvín no tuvo reaccion, se quedo sin gol y el triunfo de Hebraica fue irreversible (93-85).
De esta manera, el macabeo se recupero de la derrota sufrida ante Trouville y sumó triunfo septimo triunfo, liderando así, de forma solitaria la Súper Liga. Los más destacados del encuentro fueron Leandro García Morales y Nicolás Mazzarino con 22 puntos y 7 asistencias cada uno.

Estadísticas oficiales