Trouville derrotó a Biguá 86 a 80 en un partidazo que logró darlo vuelta en los minutos finales, con esta victoria cosecha su primer encuentro ganado en lo que va de la Super Liga.

Por Gonzalo Botta

Con unos minutos de atraso, debido a un altercado con la red lumínica, comenzó el partido en la calle Chucarro bajo la atenta mirada de Alejandro Sánchez Varela, Andrés Laulhe y Martín Rial de cuestionada actuación durante los 40 minutos de juego.

El locatario saltó a la cancha con su quinteto habitual conformado por Manuel Romero, Joaquín Izuibejeres, Musa Abdul Aleem, Hernando Cáceres y Kevin Young mientras que Edgardo Kogan colocó a Juan Cambón, Joaquín Osimani, Richard Chaney, Nicolás Borsellino y Ricardo Glenn.

Los primeros minutos de juego contaron con una paridad absoluta entre ambos equipos. Biguá abría un pequeño margen utilizando el tiro debajo del aro. Tanto Borsellino como Glenn empezaban a ser gravitantes en la zona pintada. El locatario basaba sus ataques en el tiro de Musa y en las penetraciones de Izuibejeres. No todo era alegría para el capitán ya que le pitaron un técnico, se fue de partido y la visita abría 5 unidades en el marcador. El ingreso de Newsome le dio al dueño de casa la contención que aún no había tenido sobre Gleen. El nacionalizado uruguayo obligó a Kogan a sentar a su extranjero con dos faltas personales. Sobre la chicharra Musa encestó un tiro un sencillo y Trouville finalizó los primeros 10 minutos de juego arriba en el marcador por 22 a 20.

El complemento de la primera mitad comenzó poco goleado. En apenas dos minutos del segundo período solamente Borsellino había anotado con su clásico tiro de espalda al aro. Romero fouleaba a Chaney y luego tiró un manotazo que no impactó en la humanidad del extranjero pero de todas formas fue visto por la terna arbitral y fue sancionado con un antideportivo. Bajo un clima tenso en la calle Chucarro, Borsellino cometió una falta en ataque, se fue de boca y lo sancionaron con una falta técnica. El juego vistoso llegó en la mitad del periodo donde la visita sacaba 6 puntos gracias a un triple de Cambón y una corrida de Chaney. El juvenil Galetto encestó un tiro desde los 6.75 y su equipo se ponía a una pelota. Un doble y un nuevo triple de Cambón permitía que Biguá abriera ocho puntos en los minutos finales. Las imprecisiones y los fallos arbitrales decían presentes en la culminación de la primera mitad donde la visita se iba al descanso arriba en el marcador por 42 a 33.

Biguá salió a quedarse con el partido rapidamente y puso un 10-4 gracias a los tiros de Chaney y Rodrigo Brause. Tito se enloquecía y mandaba a la cancha a Young pero en la primer jugada dejaba en la línea de libres a Osimani. El Osito aprovechó la oportunidad y su equipo sacaba la máxima de 16. Sin un Musa inspirado, Trouville se quedaba sin su carta de ataque más importante y Newsome tomaba la posta. Cambón se encontraba en su mejor momento del partido y endulzaba la vista de los presentes con sus asistencias. Chaney aprovechaba un error del rival, corría la cancha y el DT locatario se veía obligado a pedir tiempo. La reacción de los locales demoró en llegar pero acortaron la distancia a 10 unidades, 66 a 56 a favor de la visita.

En el último la ansiedad y el nerviosismo fueron los protagonistas de los primeros minutos hasta que llegó una bomba de Diego Álvarez para la visita. En el local aparecía Musa desde los 6.75 y el gimnasio de la calle Chucarro se convertía en una caldera a punto de estallar. Cambón aprovechó una mínima distancia con su marca y encestó un triple que silenció a la parcialidad roja. El atlético foraneo de Trouville volvía a ser gravitante en el ataque y secundado por Galetto acercaban a su equipo a una pelota a falta de 4 minutos. Borsellino volvió al campo de juego y rapidamente encestó un doble con premio. En la jugada siguiente cometió una falta y tuvo que abandonar el campo por quinta al igual que Young en el rojo de Pocitos. Sobre los minutos finales Glenn era el dueño de la zona pintada pero en los locales, Musa respondía con su tiro desde los 6.75 colocándose a mínima a falta de un minuto. Trouville perdió el balón pero en la respuesta Osimani se mezcló con sus manos y la pelota se fue sin destino para afuera del campo. A falta de 26.5 Musa encestó un triple de otro partido y el local pasaba en el marcador por dos unidades. En el ataque del Pato de Villa Biarritz Osimani lanzó de tres pero su tiro fue contenido y el rebote quedó en manos de los locales. Luego de varias quejas y técnicos por el lado visitante. Cáceres encestó dos libres y el rojo de Pocitos fue cerrando el partido. Solo restaba una hundida, digna de un torneo de volcadas, que llegaban desde las manos de Musa para abrochar el partido en cifras finales de 86 a 80. El extranjero locatario terminó siendo el goleador con 31 puntos.

Estadísticas oficiales