En su primera llegada a Uruguay, ya es uno de los mejores extranjeros de la Liga Uruguaya, y regala hundidas espectaculares en cada partido. En Importados, Rodney Alexander Jr.

Nombre:             Rodney Alexander Jr.

Nacimiento:      07/04/1987 (29 años)

Lugar:                   Benton Harbor, Michigan (Estados Unidos)

Apodos:              “Flight”

 

 

¿Cómo fueron tu infancia y tus inicios en el básquetbol?

Mi niñez fue bastante dura, no teníamos mucho dinero y teníamos que mudarnos bastante, pero nos las arreglábamos como podíamos. Tuve que crecer bastante rápido, pero estoy muy agradecido por mi infancia. Empecé a mirar básquetbol muy temprano pero se ve que no era tan bueno porque fui cortado del equipo de mi escuela.

 

¿Cómo se compone tu familia y dónde viven?

Soy el mayor de 10, tengo 7 hermanos y 2 hermanas. Todos los varones viven en Michigan y mis hermanas en Louisville y New Orleans. Somos bastate cercanos y haríamos cualquier cosa uno por otro. Mi novia (Julie) vino a visitarme, pero tuvo que volverse a casa a cuidar a nuestra hija (Nyle).

 

¿Qué has estudiado paralelamente a tu formación como jugador?  ¿Pensás trabajar en eso en algún momento?

Estudié Comunicación y Negocios. Pienso ser agente y también trabajar con niños para intentar ayudarlos en la educación y en el deporte. Me gustaría dar a los niños con menos ventajas una oportunidad de convertirse en grandes en la vida.

 

¿Cómo te describís cómo jugador?

Un jugador que no tiene miedo a nada, líder y que sólo quiere ganar y que sus compañeros sean mejores.

 

¿Qué habilidad de algún compañero de equipo te gustaría tener?

Me gustaría ser un tirador de 3 puntos más consistente, como Iván (Loriente) y Germán (Silvarrey). Yo puedo tirar de tres, pero ellos cuando están calientes, están calientes!

 

¿En qué países has jugado?  ¿Cuáles te han gustado más y menos?

Israel, México, Islandia, Luxemburgo, Brasil, Venezuela, Ecuador y China. Los que más me gustaron fueron Uruguay e Israel, si bien no digo que los demás no me hayan gustado porque en todos aprendí algo.

 

¿Qué es lo que más y menos te gusta del básquet uruguayo?

La competitivdad, la pasión de los hinchas. No me gusta el calor en el gimnasio, en los últimos juegos me sentí como en el inferno de tanto calor (risas).

 

¿Te ha sorprendido el nivel o proyección de algún jugador uruguayo?

Algunos jugadores del equipo me sorprenden todo el tiempo. Germán (Silvarrey) tiene un manejo genial y a veces sólo lo miro jugar uno por uno. Iván (Loriente) cuando calienta puede tirar desde cualquier lado. Abel (Agarbado) tiene chance de ser realmente bueno cuando siga creciendo, muy bueno de verdad.

 

¿Con que jugadores tenés buena relación en Uruguay?

Mi compañero Kyle (Lamonte) claro, Jeremis Smith con quien batallamos en México, Andrew Feeley que jugamos juntos en Venezuela, y Calvin Warner es muy buena gente también.

 

¿Qué cosas te gusta hacer en tu tiempo libre?

El libro que más me gustá es La Biblia, miro series como Criminal Minds, CSI o el canal de la NBA.  Me gusta escuchar Hip Hop y música cristiana.

 

¿Tenés alguna frase de cabecera o favorita?

“Mi foco principal es permanecer enfocado.”

“Ganale a las probabilidades, hacé números y mantenete humilde.”

“Mantené una sonrisa.”

“Malentendidos no pueden ser explicados.”

 

¿Qué es lo que más te gustaría ser, si no pudieses ser persona? ¿Por qué?            

Un medicamento, porque ayuda a curar a las personas y darles una segunda oportunidad en la vida.

 

¿Tenés algún ídolo o referente en el deporte o en la vida?

Mi madre fue muy influyente en mi vida, ella superó todas las expectativas e hizo todo lo que debiera hacer para asegurarse que mis hermanos y yo tuviésemos un techo y comida.

En el mundo del básquetbol, me gusta Lebron  porque juega duro y en equipo, aunque en uno por uno es imparable, y también lo que hace fuera de la cancha por los niños.

 

¿Qué objetivos o sueños te quedan por cumplir?

Mi objetivo era convertirme en profesional, pero mi sueño en la vida es ayudar a cambiar la vida de alguien, darle una chance de ser genial.

 

¿Cómo ves a Olimpia hoy?

Amo Olimpia, este lugar me recibió como familia. Me veo jugando acá nuevamente si me quisieran.

 

¿Cómo te gustaría ser recordado por los hinchas?

Como alguien que no tiene miedo y daba todo por el club, al tiempo que siempre tiene una sonrisa en la cara y ayuda a mantener a los hinchas metidos en el juego. ¡Vamos Olimpia!