Hebraica y Macabi venció a Defensor Sporting por la tercera fecha de la Súper Liga y llegó a tres victorias de forma consecutiva. El elenco macabeo tuvo como una de sus principales figuras al panameño Michael Hicks, quien se acercó a charlar con Básquet Total luego de finalizar el encuentro.

El macabeo logró una gran victoria ante un rival directo y complicado como Defensor Sporting: “Para nosotros era fundamental venir y sacar este punto importante ya que ellos llegaban con más ritmo de juego y nosotros prácticamente de unas vacaciones. Mis compañeros hicieron un gran trabajo y estamos en búsqueda de ingresar en los primeros cuatro puestos”.

“Me tocó salir pero lo importante es que el equipo trabajó de muy buena forma y cuando reingrese por suerte mantuve el ritmo. Siempre trato de estar enfocado en atacar, porque en definitiva para eso me trajeron, para ayudar al equipo a tratar de ganar y lograr cumplir el objetivo que es nuevamente estar en una final”, continuó manifestando el panameño.

El alero se refirió a las claves para que el hebreo se lleve la victoria: “Por suerte Luciano (Parodi) estaba con la mano caliente y luego Leandro (García Morales) también comenzó a contagiarse. Creo que la victoria se contribuye al trabajo de cada uno de nosotros, todos fuimos fundamentales para lograr conseguir este punto ante un rival directo y muy complicado como Defensor Sporting”.

Hicks fue consultado sobre el rendimiento y futuro de Luciano Parodi y así se expresó: “Luciano tiene que seguir creciendo y antes que nada mantener la humildad que tiene y de esa manera va a llegar muy lejos. Tiene un futuro inmenso y debe esperar la oportunidad para emigrar. El único modo de poder crecer es saliendo de Uruguay, esperemos que se le de la chance de jugar en alguna liga importante como Argentina o Europa”

Por último, el centroamericano compartió sus sensaciones sobre su gran momento que atraviesa profesionalmente: “Físicamente me siento muy bien, vengo manteniéndome sin lesiones y creo que eso es una muestra de que estoy trabajando bien, de forma profesional. Se muy bien que tengo 40 años, pero me siento como si fuera un chico gracias al cuidado que me doy”.