Emilio Taboada fue uno de los pilares en el triunfo de Urunday Universitario sobre Biguá, por 80 – 77, siendo determinante en el último cuarto y conversó con Básquet Total una vez finalizado el partido.

Partido vibrante hasta el final, dónde cualquiera lo pudo ganar: “Fue partido realmente duro. El calor afecta sobre todo en el rendimiento, calculo que de todos, el mío seguro (risas). Por suerte igual sacamos un juego que fue muy parejo, palo a palo durante todo el partido”.

El alero del estudioso, habló de los malos pasajes que tuvo el equipo: “Creo que tuvimos algunos problemas con los ajustes defensivos, además cuando nos pusieron la zona estuvimos un poco trabados. Son avatares que hay que solucionar, pero igual sacamos el triunfo que era importante”.

Biguá es uno de los rivales más directos ya que tienen objetivos similares, al menos en esta instancia: “Sin dudas hacernos fuertes de local es clave y empezar a sumar en esta Súper Liga. Arrancamos en los puestos de abajo y nuestro objetivo es meternos entre los cinco mejores”.

En la tribuna estuvo Michael Sweetney, próximo refuerzo de Urunday Universitario a partir del 15 de enero: Él es un jugador conocido por nosotros, ya probado y todos saben lo que Sweetney puede dar, mucha potencia abajo del tablero y el rebote defensivo que estamos necesitando. Bajó muchos kilos así que creo que las cosas van a salir bien”.