Hebraica y Macabi venció sin problemas a Defensor Sporting por 91-73 en el gimnasio de Bohemios y de esta manera sumó su segunda victoria en la Super Liga.

Los dirigidos por Gerardo Jauri sufrieron la baja de Martín Osimani, quien fue preservado por su ya conocida dolencia en el codo y se sumó a la ausencia de Marcos Cabot, que estará fuera de las canchas al menos hasta el mes de febrero debido a la luxación sufrida en su hombro.

De esta manera, el elenco fusionado inició con Marcelo Nessi, Mauricio Aguiar, Doug Herring, Josh Duinker y Kiril Wachsmann. Por su parte los conducidos por Leonardo Zylbersztein saltarón al rectángulo con Luciano Parodi, Leandro García Morales, Michael Hicks, Sebastián Izaguirre y Jaime Lloreda. Recordar que el elenco macabeo no pudo contar con la ya conocida baja de Salvador Zanotta. Los encargados de impartir justicia fueron Gonzalo Salgueiro, Andrés Bartel y Martín Fernández, de correcta tarea en líneas generales.

Comienzo inmejorable para el elenco macabeo que encontraba en Hicks un estandarte desde los 6.75 para sacar 9 de renta. El fusionado no trabajaba bien las ofensivas y no era efectiva la zona que proponía ya que sobre el final del primer chico dos bombas de Izaguirre y una de Parodi cerraban los primeros diez 32-18 a favor de la visita, que mostró un nivel superlativo en ataque.

Tras el descanso corto, otra fue la historia. Sporting salió a defender con uñas y dientes, producto de su intensidad fue que logró imponer un parcial de 9-3 en manos de Haller. Macabi no le encontraba la vuelta y por si fuera poco Hicks recibía su tercera falta personal y de esta manera era sustituido. Luciano Parodi tomó la riendas del equipo y fue inaguantable desde los 6.75, anotando triples de 9 metros. El hebreo se recuperó y logró irse al descanso largo 48-41 arriba.

Tras el complemento el fusionado mostraba nuevamente sus cualidades ofensivas y como consecuencia lograba ponerse a 4 unidades. Sin embargo, Jaime Lloreda comenzó a gravitar en la pintura, tomando rebotes y sacando faltas. Por si fuera poco, una nueva ráfaga de triples liderada por Parodi fue determinante para que el último campeón sacara ocho a falta de cinco minutos. Jauri pidió minuto y Defensor se reacomodó, Haller y Aguiar capitalizaron la ofensivas y tras colocar un parcial de 11-4, con doble sobre la chicharra de Harring, lograron irse al último cuarto cinco puntos abajo (59-64).

El cuarto período determinó el quiebre del partido. Macabi puso el pie en el acelerador y con el reingreso de Hicks tomó confianza para terminar de cerrar el juego y finalmente quedarse con la victoria en cifras de 91-73.

Merecido triunfo de la visita que fue superior a lo largo de los 40 minutos de juego ante un Defensor Sporting que sufrió y no pudo disimular la sensible baja de su capitán, Martin Osimani.

Estadísticas oficiales