Olimpia derrotó a Sayago 85-74 y estiró su racha de triunfos para irle escapando de temprano al fantasma del descenso.

Partido prometedor en Colón. Lamentablemente antes del juego se registraron incidentes entre las hinchadas en las afueras, sobre la avenida Garzón. Conversaciones entre policías y los integrantes de la terna hicieron que se jugara el cotejo de clima caliente en las tribunas. Seguramente sea el último Olimpia-Sayago con público de los dos, una lástima.

Sayago comenzó mejor, con parcial de 7-3. Respondió Agarbado con los primeros siete puntos de Olimpia para igualar la contienda. La segunda de Loriente hizo que el 25 local fuera sobre Danridge, el sistema de ayudas y la mala ejecución de las ofensivas visitantes hicieron que el alero extranjero terminara sin puntos. De la mano de Alexander el dueño de casa se fue 21-15 arriba.

Triples consecutivos de Leonardo De Pena igualaron el score en 21. Lado erró dos libres fundamentales y en momento cumbre Olimpia castigó con un 9-0, buen regreso de Loriente a cancha, más un triple de Silvarrey y Delgado jugando en el poste. Algo de Danridge en un cierre parejo y malo puso cifras definitivas al primer tiempo, 33-26 el olimpista.

El tercero fue cortado. Algún cántico cruzado y un cruce entre Lalo Fernández y Alexander que terminó con técnico al 10 de Sayago. La visita encontró la mano caliente de Martín Trelles más lo que hacía Drye para ponerse a cinco. Alexander aprovechó la diferencia de experiencia con Nahuel Lemos para sacar a Olimpia del mal momento, y Loriente puso un triple bárbaro cuando el "Saya" intentó volver a ponerse en juego. La cuarta de Agarbado fue la mala noticia del local que con doble de Blazina se fue 60-50 al último.

Cuarto final donde con triples seguidos del Lalo y otro de Trelles Sayago se puso a 6. Cuando tenía todo para consolidar la reacción fue clave la vuelta de Alexander. Olimpia leyó bien las ofensivas y puso la pelota en manos del extranjero, además hubo un excelente último cuarto de Cabillón con puntos y rebotes ofensivos. Con los botijas en cancha, se festejó un triple de Maximiliano Nobile, que sentenció la historia, ganó Olimpia 85-74.

Estadísticas oficiales