La LBM ya está cerca de conocer campeones, se jugaron las primeras finales en la B y en la C.

Divisional B

Rebusk2 llegaba con cierto favoritismo ya que le había ganado los dos partidos del año a su rival de turno, que además llegaba con bajas claves. El arranque fue superior para el mejor equipo de la temporada regular que sacó hasta 12 de diferencia con el buen juego de Augusto Hornos.

El equipo emparentado con Olimpia ajustó en defensa, fue muy intenso y a partir del segundo cuarto pasó a tomar las riendas del juego con Ignacio Méndez y Gonzalo Pasini siendo importantes. Una vez que se consolidó como dominador, el elengo negro nunca soltó el mando en el encuentro. En el complemento se sumaron puntos de Alexis Magnone, Robert Ferreyra y Marcel Goberna. Rebusk2 llegó a colocarse a un doble en el último cuarto, pero un triple clave de Ferreyra terminó inclinando la balanza para All in que puso la serie 1-0 con gusto a batacazo. El sábado a las 19.00 será la segunda final.

Divisional C

Bulldogs fue categórico, no quiso sorpresas y con plantel completo aplastó a Titanes al vencerlo 104-61. La paridad estuvo en el primer tiempo. En el segundo la naranja mecánica pasó por arriba a su rival y le quitó gracia a una final que se pensaba con más expectativa.

Esteban Dean con 27 puntos y Pablo Peralta con 22 sobresalieron en un equipo donde cinco jugadores superaron el doble dígito de puntos.