Sin duda que esta sub 15 vivió lo que siente este deporte, con un colectivo que supo crecer, con muchos errores, pero también con muchas virtudes.

El femenino basquet tendrá que seguir creciendo buscando su identidad, en el juego, equipo y competición.
Nos falta mucho para poder consolidar triunfos mas importantes y participación en general. Tendremos que mejorar la competencia local y nacional. Tendremos que crecer en cada lugar de nuestro país. Pero con estos logros que respiran un crecimiento, nos tiene que dar ganas de seguir y crecer.
No miremos para atrás, sin duda que se hizo y se trabajó para crecer y que en este proceso, los aportes anteriores fueron importantes. Pero el hoy implica compromiso, crecimiento y objetivos. Tenemos una materia prima interesante y podemos sumar más jugadoras, entrenadores y mucho apoyo logístico.
En los últimos 20 años ninguna selección femenina nacional tuvo una preparación acorde a su competencia. Equipamiento, regularidad en sus entrenamientos y competencia. Partidos en Santa Fe (con selecciones regionales argentinas), tres partidos con Selección de Perú en Uruguay, tres partidos en Gualeguaychú con Entre Ríos y local, dos partidos en la gira previa al Sudamericano en Lima frente a Regatas Lima, campeón Peruano y concentración del equipo, sin contar los cuatro partidos con equipos locales y la ida a Minas. Para muchos será poco, pero se hace camino de que podamos salir a competir. Estas alegrías de ese modesto quinto puesto nos hace reflexionar, que hay muchas cosas para hacer, pero que se esta en buen camino.
Las chicas dieron mucho mas de lo que se pensaba en su momento, superaron una adversidad que se venía en el sudamericano, lograron revertirla y se logro un objetivo.
Tenemos una base en general, a nivel de jugadoras y cuerpo técnico. Hay muchas cosas que se están evaluando y decidiendo para el futuro. Estamos trabajando pero lo que si está seguro es que debemos tomar conciencia todos que con mucha trabajo e inteligencia debemos crecer. Miremos todo el bosque y no solo nuestro árbol.
En próximos días haremos un balance del año y plantearemos todo lo que podemos proyectar, pero no tengas dudas que será siempre para mejorar. Tendremos mucha actividad local e internacional y se reintegraran mas entrenadores ya casi definidos en las distintas categorías y proceso en el año.
Simplemente, el saludo a las Lobitas por su trabajo excelente en todo su accionar dentro y fuera de la cancha, a los padres por su participación y al equipo que esta creciendo y que cada día esta mas comprometido con este colectivo que se llama FEMENINO BASQUET.
Gracias y a disfrutar este momento, pero mirando hacia adelante.
Víctor Ricardo Porratti