Leandro Taboada fue una pieza importante en el triunfo de Urunday ante Olimpia, que le permite al estudioso seguir dependiendo de sí para clasificar.  Tras el encuentro, el base dialogó con Basquet Total.

El primer tiempo fue parejo, pero en el tercer cuarto el equipo local cambió y comenzó a inclinar el juego a su favor.  Al respecto de la clave para lograrlo, Leandro comentó:  “Nos hicimos fuertes en defensa, esa es la clave del equipo.  Esto genera goles fáciles corriendo la cancha y otra fluidez en ofensiva que a todos nos sienta muy bien.”

El cambio no fue sólo a nivel de actitud, sino también de estrategia defensiva para controlar al perímetro olimpista que venía llevando el goleo visitante.  Sobre el ajuste realizo, el base nos contó:  “Ellos estuvieron muy certeros de 3 puntos en el primer tiempo.  Increíblemente levantamos el partido cuando defendimos en zona, ajustamos bien desde afuera hacia adentro y eso nos dio mucho resultado, más que nada para liberar a los internos que eran los que menos daño nos estaban haciendo y generar un poco más de presión sobre los perimetrales, invitándolos a que penetren.”

Luego de una serie de derrotas, Urunday se recuperó y piensa en la clasificación a la Superliga:  “Da un poco de tranquilidad, está todo muy entreverado y entrar entre los ocho es algo que nos preocupa a varios.  Hay que estar ahí, meter punto tras punto para no despegarse.”

El ateniense Zubiaurre resultó figura en el encuentro viniendo desde el banco y aportando 17 puntos y 9 asistencias.  Leandro Taboada reflexionó sobre el ingreso de su compañero:  “Mauro viene dando una gran mano.  Hoy se dio el partido, yo me cargué de faltas y él hizo un segundo tiempo notable, condujo al equipo, hizo goles cuando el equipo lo necesitaba y defendió muy bien.  Dio una mano bárbara.”