Olimpia venció categóricamente a Defensor Sporting por 76 a 60 y cosechó su segundo triunfo de manera consecutiva. Los de Colón tuvieron el debut como entrenador de Federico Camiña, cumpliendo con la máxima de que técnico que debuta no pierde.

El último partido disputado por Olimpia había significado el primer triunfo en el campeonato, aquella noche del 31 de octubre, cuando con la dirección técnica de Mario Enrich venciera a Biguá en Villa Biarritz. Su rival de turno, Defensor Sporting, dos días después derrotó a Hebraica y Macabi, afrontando dicho encuentro sin fichas extranjeras. Ambos equipos tenían estrenos en la noche, ya que en local debutaba Federico Camiña como entrenador, mientras que en la visita hacía lo propio el foráneo Stanley Robinson, en reemplazo de Kristofer Lang.

Los dirigidos por Federico Camiña saltaron a la cancha con Germán Silvarrey, Iván Loriente, Kyle Lamonte, Gastón Páez y Rodney Alexander. Por su parte, los del ingeniero Gerardo Jauri comenzaron con Martín Osimani, Marcos Cabot, Mauricio Aguiar, Federico Haller y Kiril Wachsmann. Los encargados de impartir justicia fueron Héctor Uslenghi, Carlos Romero y Alberto Arenas.

El encuentro disputado en el gimnasio Alberico Passadore, presentó un comienzo sumamente impreciso, en el cual ambos equipos abusaban del lanzamiento desde más allá de los 6.75 metros, teniendo muy poca efectividad. Con el correr de los minutos, el conjunto local fue encontrando una mayor fluidez ofensiva, que le permitió abrir una ventaja de cinco unidades (12-7). La visita reaccionó rápidamente y con siete puntos consecutivos de Federico Haller, consiguió pasar al frente por primera vez en la noche. Sobre el cierre del primer periodo, los de Colón volvieron a sacar una pequeña diferencia en el marcador, siendo importante para ello los aportes de Iván Loriente en el perímetro y Rodney Alexander en la pintura.

En el inicio del segundo cuarto, los del Parque Rodó volvieron a equilibrar las acciones, en gran medida gracias a los buenos minutos de Andrés Aristimuño, que desde el banco de suplentes aportó soluciones tanto en ataque como en defensa. A falta de siete minutos para finalizar la primera mitad, el juego debió pararse por una falla en la bocina del reloj de 24 segundos. Luego de la interrupción que duró aproximadamente media hora, las “alas rojas” tomaron nuevamente el control del partido, realizando un excelente trabajo defensivo, sobretodo sobre los jugadores perimetrales del equipo “fusionado”, que sentía y mucho, el bajo nivel de Martín Osimani, que se mostraba muy impreciso en el armado de las ofensivas. Los primeros 20 minutos se fueron con el dueño de casa al frente por 31 a 27.

En el arranque del segundo tiempo se pudo observar un trámite bastante abierto, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, aunque el mando del tanteador continuaba siendo para los de la Avenida Garzón. En los últimos cinco minutos del tercer periodo, los dirigidos por Federico Camiña colocaron un contundente parcial de 17-4, que les daba la posibilidad de sacar una renta de 15 puntos (57-42). En dicho pasaje del encuentro fue factor determinante Kyle Lamonte, que se puso al equipo sobre sus hombros, siendo bien acompañado por el “Bola” Silvarrey, que metió dos triples seguidos. Los comandados por el ingeniero Gerardo Jauri no encontraban soluciones defensivas, mientras que en ataque dependían pura y exclusivamente de lo que pudiera realizar Haller.

Con un triple y un doble de Loriente en los primeros dos minutos del último cuarto, el equipo local seguía aumentando la diferencia en el score. No obstante, los de Colón no quitaron en ningún momento el pie del acelerador, plasmando en el parquet una supremacía sobre su rival, tanto en el nivel de juego como en la actitud. La visita tuvo una noche para el olvido, sobretodo en la doble base conformada por Cabot y Osimani, terminando ambos jugadores sin anotar puntos, el primero fallando siete triples y el segundo perdiendo nueve pelotas. En los minutos finales, con el partido ya liquidado, con un par de anotaciones del debutante Stanley Robinson, Sporting logró maquillar el resultado final. Finalmente, Olimpia se quedó con la victoria por 76 a 60 y de esta manera cosechó su segundo triunfo del torneo, ambos de forma consecutiva y el primero con la conducción técnica de Camiña.

En el ganador se destacó la figura de Kyle Lamonte, que convirtió 21 puntos (7/7 libres), bien secundado por Rodney Alexander, que aportó 16 tantos, 15 rebotes y 6 asistencias. Por el lado del perdedor, Federico Haller terminó como goleador con 22 unidades.

El próximo encuentro de Olimpia será el jueves, cuando deba visitar a Urunday Universitario en la Avenida Joaquín Suárez. Mientras que Defensor Sporting, ese mismo día en el gimnasio de Bohemios recibirá la visita de Unión Atlética.

Estadísticas oficiales