De aquel pibe críado en la Avenida Legrand, a ser nada menos que el capitán de la selección nacional y al mismo tiempo estar atravesando un momento formidable en Europa. Bruno Fitipaldo, quien milita en el Orlandina Basket de la Lega A de Italia, conversó con Basquet Total y, entre otras cosas, dialogó a cerca de la experiencia que vive actualmente en el básquetbol italiano.

El base comenzó explicando como se dio su llegada al equipo italiano: “Se fue dando de a poco, yo estaba jugando el Sudamericano en Caracas y mi representante me notificó que había un equipo italiano interesado en contar conmigo, más precisamente Orlandina. Entonces desde ese momento comencé a averiguar sobre el equipo y llegamos rápidamente a un acuerdo, ya que yo tenía muchas ganas de venir a jugar. La noticia la tomé con mucha felicidad porque era un objetivo que tenía de hace mucho tiempo”.

El uruguayo continuó contando sobre su adaptación en el país europeo:  “Fuera de la cancha también me siento bastante cómodo, ya que estoy viviendo con mi novia y eso a mi me ayuda muchísimo. Las costumbres son bastante parecidas a las nuestras, la gente de la ciudad es muy cálida y atenta. Acá también hay rambla, con una playa muy linda y esas cosas de una manera u otra también ayudaron a hacer que nos sientamos como en casa”.

Sobre como se vive el básquetbol en la ciudad de Capo D’orlando Fitipaldo expresó: “Desde que llegué he observado que la gente es muy pasional y cercana al equipo, en ese sentido es igual a lo que se vive en nuestro básquetbol. Quizás en el norte son más frios, lo viven de otra manera. Aquí en el sur es más intenso, están todo el partido gritando y haciendo ruido”.

Bruno también nos contó sobre su impresión de la Lega A de Italia: “Es una liga con muchos años de desarrollo, entonces eso hace que todos los estamentos de la misma estén muy bien. La infrestructura es muy buena, así como también la facilidad para trabajar y para viajar. Es una liga la cual hace unos años tiene varios extranjeros y eso hace que sea muy física y atlética, con equipos con mucho talento”.

El capitán de la selección hizo referencia a como se acopló a sus compañeros: “Me recibieron muy bien, en todo momento trataron de introducirme al equipo y hoy en día ya somos como compañeros de toda la vida. el hecho de que es un plantel con muchos jovenes hizo más fácil la buena relación”.

Fitipaldo se refirió a los objetivos de Orlandina y analizó lo hecho hasta el momento: “El equipo tenía objetivos no tan ambiciosos por ser un club chico. Pero creo que estamos un poquito por encima de lo esperado en estas primeras fechas. Igualmente recién comenzó y tenemos que seguir trabajando para encontrar nuestro mejor nivel. No tengo dudas de que si seguimos así vamos a cumplir metas que quizas en un principio no eran faciles de alcanzar”.

El oriundo de Malvín confesó el estilo basquetbolístico que propone su equipo: “La característica que tiene el equipo es el juego colectivo y de pases. Tenemos muchos jugadores que comprenden bien la idea así que tratamos de sacar ventajas en cada momento”.

El base estuvo ausente en la segunda fecha pero ya superó la lesión, sobre ello agregó: “Lamentablemente tuve un golpe muy fuerte en el cuadriceps y me generó un edema muy grande, entonces el entranador decidió que por  precaución no jugué el partido con Venecia. Igualmente por suerte ya no tengo dolor y estoy cien por ciento recuperado”.

Con la humildad que lo caracteriza, el uruguayo analizó el gran momento que esta atravesando actualmente:  “Es cierto que estoy en un buen momento, pero a la vez es muy difícil alcanzarlo y muy fácil perderlo. Entonces trató de no pensar tanto en eso, sino en concentrarme para seguir cómodo y creciendo todos los días”.

Por último, Fitipaldo expresó los objetivos personales que se trazó para esta temporada: “Personalmente quiero llegar a liderar al equipo y poder seguir sintiéndome cómodo y con protagonismo. Eso me va a permitir alcanzar el mejor nivel durante la temporada”.