El ecuatoriano Carlos Delgado fue uno de los puntos altos de Remeros en la victoria clásica ante Praga. Terminado el partido se acercó a conversar con Básquet Total.

Por Nicolás Bartesaghi

Acerca de ganar el clásico, el interno se mostró contento y dijo: “Fue un partido difícil, que se nos complicó al final; veníamos haciendo las cosas bien en la primera mitad, al final bajamos un poco la efectividad de los tiros, pero pudimos cerrarlo bien”.

Praga complicó el ataque “costero” con una zona 2-3, que fue la clave para que la visita se acercara en el marcador. Carlos analizó esta situación y comentó: “La zona estaba muy congestionada y nos complicaron mucho. Los tiros de afuera no entraron en la segunda parte, nos tomaban rebotes, y lo que estaban haciendo ellos es lo que nosotros teníamos que hacer que era correr y atacar rápido”.

Le preguntamos sobre su estadía en Uruguay y que le parecía la Liga Regional de Soriano y el ecuatoriano se manifestó: “Emocionado, muy motivado, vine con el objetivo de aprender y seguir trabajando, el baloncesto de Uruguay es un bonito básquet y lindo para jugar. La Liga me gusta, es un torneo difícil y todos los equipos son parejos. Hay muy buenos jugadores nacionales y me gusta el nivel. Estamos muy motivados”.

Como sus principales objetivos personales, Delgado dijo: “Ayudar al equipo a salir campeón, ayudarlo en lo que necesite de mí, crecer como jugador y después ver qué pasa”.