El conjunto de APRI (único representante nacional de la modalidad), logró entre el viernes y el domingo pasado, clasificarse a las semifinales del torneo de básquet adaptado argentino de primera división.

El elenco charrúa se enfrentó a los combinados de River Plate, Crigal Río Gallegos, Sica Córdoba y Cilsa Buenos Aires. Logró record de 1-3 y se medirá en un par de semanas ante los cordobeses (al mejor de tres) y sembrados número “1” para saber quien se meterá en la gran final (al mejor de cinco).

En el primer partido del mini torneo, fue caída de los dirigidos por Miguel Acosta ante los millonarios por 71 a 56. Tras un mal inicio  en el juego de los celestes (algo que se repitió durante todo el fin de semana), lograron ponerse en partido y llegar al descanso largo cinco abajo (30-25). En el complemento, cada intentona de Apri por acortar era contestada por los argentinos con goles de ataque rápido, lo que impidió ponerse a la par del rival. En las postrimerías del cotejo, la desesperación hizo que se tomaran malas decisiones ofensivas y liquidar el juego para River Plate.

En el segundo choque, el rival fue Cilsa Buenos Aires, nuevo arranque adverso y otra vez a remarla. En esta ocasión, en el último cuarto, los uruguayos emparejaron en el score y el final fue de bandera verde. Con el tanteador 51-50, los argentinos tuvieron lanzamientos libres (a 7 segundos del cierre) para pasar, pero fallaron ambos. Sin embargo, el rebote fue largo y los atacantes tomaron el balón, lanzamiento fallido y festejado triunfo que a la postre fue el de la clasificación.

Para el último día de competencia, dos duros rivales. A primera hora por la mañana, Crigal de Río Gallegos (el actual campeón) y a la tarde Sica de Córdoba. Dos encuentros planteados de forma muy diferente, ante los santacruceños se disputó la chance de subir un escalón en la tabla. Por momentos (y nuevamente ante malos minutos iniciales), Apri jugó muy bien, defendió duro y fue ordenado en ataque, el debe fueron los malos porcentajes en tiros cómodos.

Ante este tipo de rivales, no estar inspirado de cara al cesto se paga caro. Así y todo, la última pelota fue uruguaya, Diego Roldán lanzó desde los 6.75 (había anotado un par minutos antes), la caprichosa no entró y el score marcó un 52-50 para los sureños.

El último partido terminó siendo para la estadística nada más, porque todo estaba definido, el cuerpo técnico ya sabía que ese mismo rival era el de semifinales. Sirvió para que ambos probaran alternativas de cara a los choques que se disputarán 28 y 29 (30 si es necesario) de octubre en el Estadio Cerutti de la capital del Fernet.

La tabla final del pentagonal fue:

1) Sica Córdoba 4-0
2) River Plate 2-2
3) Crigal Río Gallegos 2-2
4) Apri Uruguay 1-3
5) Cilsa Buenos Aires 1-3

Dura misión para los celestes, que recorrerán vía terrestre los 1000km con la ilusión de arrebatarle la clasificación a la final, a un conjunto que cuenta con mucho apoyo de la Municipalidad y del público, que tiene su presupuesto para poner el equipo en cancha y donde los árbitros serán de esa Provincia. La otra llave tendrá como protagonistas a River Plate y Crigal.

Los jugadores integrantes de la delegación celeste fueron: Richard Huelmo, Fernando Rivero, Martín Almada, Diego Roldán, Fabián Martínez, Jorge La Paz, Alexis Garmendia, Marcos Dolgay, José Luis Ibarra y Fernando Polti.