Paysandú derrotó a San Telmo Rápido Sport por 83 a 73 en la cancha de Marne y consiguió su segunda victoria en lo que va del torneo. Lagomar, en tanto, de visita superó cómodamente a Reducto.

El partido fue arbitrado por Fernandez, Bustelo y Barreiro con una gran actuación sin interferir ni tomar el protagonismo del partido. El tricolor que oficia de local en el escenario de Marne saltó a la cancha con Rodrigo Carril, Nicolás Dumpierrez, Mauricio Pareño, Matías Ramos y Hugo Britos mientras que la visita paró a Martín Mayora, Fernando Goyeneche, Nicolás Castrillón y Sebastián Arredondo.
En los primeros minutos San Telmo mostró su mejor juego y arrancó con un 10 a 2 que motivaba al técnico locatario a pedir tiempo. Luego de ese minuto el Paysa fue otro. Teniendo a Ramos como figura del periodo, el local metió un 11 a 0 que hacía temblar el gimnasio de Marne. El juvenil que desarrolló las formativas en el tifón estaba en su casa y por tal motivo fue un pilar durante todo el encuentro. Maximiliano Pons entró en el locatario y con dos triples, más un doble con premio, permitía que Paysandú terminar 22 a 17 arriba.
En el segundo cuarto el Gallego Tellechea dio descanso al juvenil Ramos e ingresó Diego Patrone. El jugador de aspecto similar a Diego Forlán, oriundo de 25 de Agosto, fue fundamental colocando más de un triple necesario para que de a poco la brecha aumentara. Esteban Dean en San Telmo no permitía que se abriera la diferencia entre ambos y era el jugador que se destacaba en la visita. Sobre el final del periodo el tridente Pons-Villar-Dumpierrez la descoció y permitió que el Paysa se vaya al descanso 44 a 31.
San Telmo salió a buscar el partido y en las manos de Mayora el equipo encontró la tranquilidad que no tenía. Goyeneche se convirtió en la principal arma desde los 6.75 y sembraba el nerviosismo en el gimnasio de Marne. De toda formas Javier Villar traía tranquilidad al escenario del tifón. El alero sacaba la cara por el equipo y de a poco crecía su rendimiento dentro del rectángulo de juego. Carril con sus corridas llevaba a Paysandu a estar 63 a 53 arriba en el marcador a 10 minutos de finalizar el encuentro.
La visita no se quería ir con las manos vacías y mandaba a toda su artillería pesada a la cancha. La presión se extendida por toda la cancha empezaba a hacer estragos. Carril perdía el balón en la salida, sumado a errores en la toma del tiro. De a poco se fue la tranquilidad del parcial tricolor. San Telmo se puso a cuatro faltando 6 minutos para la finalización del partido. El reingreso de Ramos y de Ezequiel Alamo le cambiaron la cara al equipo de Tellechea. El base Carril dejó el individualismo de lado para pasar a ser desnivelante en el juego colectivo mientras que Alamo fue estandarte en la reacción anímica. Paysandú lo terminó cerrando con tranquilidad y sumó su segundo triunfo en el certamen.

Lagomar por paliza

Lagomar sigue prendido arriba, en un encuentro rarísimo venció a Reducto como visitante 62-38. Si bien generalmente la cancha del celeste es un escenario donde se emboca poco, llamó la atención lo bajo del score para lo abierto que fue el partido. En los primeros 20 minutos el verde de la Costa de Oro ya había liquidado el trámite.

Buen punto de los dirigidos por Julio Galli para pensar en la próxima fecha y seguir de cerca los pasos del líder Colón.