Auriblanco venció 76-73 a Juventud de las Piedras en un juego en el que estuvo siempre atrás, y en el día de se cumpleaños cerró con victoria la jornada.

En un gimnasio con muy buen marco de publico, la noche invitó a ver basquetbol. En los primeros minutos la visita fue más. Con gran acierto en los tiros de campo y casi sin errar se fue al frente 13-6 en los primeros 4 minutos. Los goles del local vinieron de la mano de segundas oportunidades. Rabino se acercó y pidió minuto. Tras el tiempo muerto, el local mejoró y de la mano de Taibo y Piñeiro, y ajustando en defensa se colocó a 4, 13-17. Ahora fue el turno de Humberto Sánchez de solicitar minuto.  Luego del mismo el nivel bajó, y un parcial de 2-1 favorable a la visita hizo que el primer chico terminara 19-14. Agustín Couto fue la figura.

El segundo cuarto siguió favorable para los pedrenses. Con Nacho Sánchez como figura Juventud sacó hasta 9 de máxima. Sin embargo, con Book siendo importante , el papal se puso a 6, 20-26 con 6' por jugar. Y redobló la apuesta, Book con dos asistencias bárbaras sin mirar dejó solo a Gabriel Robaina y los locales se pusieron a dos. Juventud comenzó a equivocar caminos y ya los porcentajes no eran los mismos que en el primer período. La salida de Couto fue factor primordial. Con su ingreso, la visita tuvo más opciones en ataque y otra vez se fue 6 arriba, 35-29. Los primeros 20' culminaron 37-33 para los pedrenses.

El tercero comenzó con Juventud firme en ataque y defendiendo de buena forma. Mantuvo la ventaja de 5-6 puntos en el arranque. Cada vez que el papal se acercó , apareció algún buen parcial que cortó la reacción. Joaquín Torres fue clave. De la mano del Cacho Jones, por enésima vez el Auri se puso a tres a falta de 3 minutos. Piñeiro se sumó a la fiesta y los de Rabino se pusieron a un punto, 50-51. Minuto de Humberto Sanchez. Couto se puso el equipo al hombro y otra vez Juventud sacó una luz, sin embargo tras doble en la hora del Cacho Jones los primeros 30' terminaron 55-52 en favor de los de Canelones.

El último cuarto arrancó con todo. Auriblanco lo igualó en 57, pero rápidamente una bomba de Leandro Gamón permitió a Juventud irse tres arriba. El partido en ese momento era tanto a tanto. Precioso ambiente. Piñeiro se puso las ofensivas al hombro y otra vez se igualó en 62. Couto contestó con un doble y foul y Juventud no permitió que el local pasara. Sin embargo, Piñeiro no se conformó y con un tremendo doble y foul hizo que Auriblanco mandara por primera vez desde el cuarto inicial, 68-67. El partido ya pareció otro, Juventud no estuvo cómodo en ataque y cada tiro al aro era un suplicio. La pelota no entraba. A falta de un minuto, el local estuvo arriba 73-71. Cada falta era un viaje a la línea. Con 36 segundos y un punto arriba, Auriblanco dejó escapar una ofensiva y con los 24 consumidos la bola fue de la visita. Minuto de Sánchez y 20 segundos para la última bola del juego. Pratto se mandó hasta abajo y falló. Book puso los libres y con siete segundos el local sacó 3. Gamón tuvo la última pero la bola no entró y en su 57 aniversario Auriblanco pudo festejar con victoria.