Por la tercer fecha de la DTA,  Auriblanco se recuperó del traspié sufrido en su pasado enfrentamiento ante Colón y derrotó a como visitante a Albatros por cifras de 95 a 90, quitándole el invicto al ave.
El dueño de casa saltó a la cancha con Sebastián Borteiro, Gonzalo Moreira, Luis Introini, Francisco Prego y Matías Alonso, dirigidos por Luis Pérez. Por su parte los dirigidos por Nicolás Rabino lo hicieron con Facundo Sánchez, Andrés Piñeiro, Álvaro Taibo, Nicolás Juan y Andrés Jones.

El inicio fue parejo pero malo. El local no tuvo buenos números en tiros, pero con una buena defensa al hombre, planteada desde que la naranja fue al aire, logró correr la cancha para abrir una luz de seis unidades en tan sólo cuatro minutos de juego. A partir de ahí se abrió el aro para los de la calle Princivalle, con ofensivas en las que rotaron mejor el balón y una defensa en zona más firme, que les permitió correr la cancha, pasaron por primera vez en la noche. Intercambiaron tantos pero con un buen período de Andrés Piñeiro, aportando 11 unidades, el papal culminó el mismo arriba por cinco (23-18).

El arranque de los segundos diez minutos fue un poco más de lo mismo; Auriblanco en zona y el ave mantuvo la marca personal. Triples de Andrés Jones y Emiliano Suárez le permitieron a la visita sacar ocho de renta. Si bien estaban al frente, tuvieron que perder a su goleador por el momento, producto de tres faltas personales tempranas en el juego. Allí sacaron ventaja los de Luis Pérez que desde la línea de libres se pudieron poner a tres puntos. Cuando parecía que se complicaban las cosas para la visita, el “Cacho” Jones transmitió tranquilidad y orden al equipo para colocar un 6-0 y sacar nueve puntos. Finalmente se fueron al descanso largo 37-45.

Los primeros cinco minutos del segundo tiempo fueron goleados, intercambiaron anotaciones, errando poco. De las pocas fallas que tuvo Auriblanco, Albatros no perdonó,  logrando ponerse a tan sólo dos puntos promediando el tercer chico. Un técnico cobrado a Matías Alonso en el locatario, le permitió a los dirigidos por Nicolás Rabino tomar aire y recuperar siete de renta. Dado que el papal quedó en colectivas rápidamente, el local tuvo varios tiros libres para reducir diferencias, pero las desaprovechó, terminando el cuarto 73-64 abajo.

De cara a la recta final el “Auri” tenía todo para ganarlo pero se apuró, quiso cerrar el encuentro rápido, corriendo la cancha pero ocurrió lo contrario. Encontró una defensa rival que respondió bien y a un Sebastián Borteiro que se hizo fuerte en el perímetro para poner un  16-3 y pasar en el marcador por cinco puntos, restando seis minutos. En frente llegó un triple de Piñeiro y otro doble con falta convertido por Sánchez para pasar por mínima. A partir de ahí intercambiaron puntos nuevamente, despertando a la tribuna de ambos equipos, que comenzaban a alentar. La intensidad del encuentro llevó a que restando 19 segundos para el final, Auriblanco ganara por mínima y el balón lo tuviera Jones. No lo cortaron, convirtió y además, Piñeiro recibió una infracción, de la cual convirtió un libre para sacar cuatro de renta. En la reposición, el ave no pudo anotar y volvió a cortar, cerrando el partido 95-90 para la visita.

En el ganador se destacó Andrés Piñeiro con 21 puntos, seguido por Andrés Jones, Facundo Sánchez y Emiliano Suárez con 12 unidades cada uno. El goleador del local y del partido fue Sebastián Borteiro con 27 unidades.