Se suspendió el encuentro entre Hebraica y Macabi y Goes, debido a la lluvia y el granizo que asotó la cancha de Tabaré.

Ambos equipos estaban realizando el calentamiento pre competitivo cuando una fuerte lluvia seguida de granizo hizo ceder el techo del gimnasio en la calle Brito del Pino. Fue llamativa la forma en la que la piedra comenzó a caer sobre el rectángulo de juego y las lagunas que quedaron en la misma.

Fernando Martínez y Michael Hicks, fueron los encargados de comunicarle al primer juez de partido, Richard Pereira, que ambos equipos querían suspender el juego para no poner en riesgo la integridad física de sus jugadores.

Más de 400 personas que ya estaban presentes en el Parque Batlle tuvieron que me retornar a sus domicilios con ganas de ver básquetbol, quedando a la espera de la fijación para este encuentro postergado.