Uno de los factores determinantes para la victoria de Aguada sobre Goes en la apertura de la Liga, fue la diferencia entre la producción de la dupla de extranjeros aguateros, por sobre los dos foráneos del misionero.

Tal vez en la frialdad de los números no se note tanto la superioridad de Zvonko Buljan y Jeremis Smith frente a Malcolm White y David Nesbitt, ya que en puntos, el dúo rojiverde anotó 34 unidades (17 para cada uno), mientras que el de Plaza de las Misiones culminó con 25 (16 White, 9 Nesbitt). Incluso en el rubro rebotes, los de la calle Vilardebó consiguieron 8 más que los de la Avenida San Martín.

Pero la diferencia pasó por lo que la estadística no refleja. Por la importancia de los puntos de Smith en el primer cuarto para abrir una renta que luego nunca pudo ser descontada, a lo que se sumó el croata con buenas defensas consecutivas y buena lectura en ataque. Mientras que los foráneos que dirige Álvaro Ponce, no encontraron la solución para un equipo que nunca se encontró definitivamente en cancha.

El bahameño, Nesbitt, tuvo muy malos porcentajes de tiros de campo, pero que también se daban en base a malas decisiones suyas a la hora de lanzar. White trató de asumir en el momento que el partido se le empezó a cerrar en favor de su rival, pero a pesar de no ser muy eficaz, vale reconocer su esfuerzo.

Del otro lado, una dupla que nunca buscó el protagonismo para ellos, sino que se acopló al equipo y llevó la apuesta de Fernando Cabrera de muy buena manera durante el tiempo que estuvieron en cancha.

La LUB recién comenzó y hay mucha tela para cortar, pero en materia extranjeros, ya se dieron las primeras sorpresas.