Martín Perdomo, una de las figuras en Bohemios, habló con Básquet Total sobre el año en la marrón.

El base comenzó analizando el último partido: “La ventaja fue un poco mentirosa, salimos a matar y pusimos un rápido parcial de 15 puntos. Nuestro mayor problema venía siendo en el tercer cuarto y fue al revés, nos pusimos más fuertes, nos pudimos llevar el partido y el ascenso”.

“Nos dolió mucho haber perdido los tres partidos con Larrañaga, y ahora estando 2-2 y a 40 minutos de no ascender, con un equipo muy criticado, la gente hablaba mucho, son todos técnicos desde afuera. Pero nosotros no escuchamos,  seguimos buscando nuestro objetivo que era ascender y lo logramos”, afirmó Martín, sobre el camino duro que le tocó afrontar.

En casi un año, el “gatito” acumula dos vueltas al máximo círculo del básquetbol uruguayo: “La verdad que es importante, dos “Metros”, dos ascensos. Primero con Sayago, el equipo de mi padre donde está hace mucho y me puso muy contento.Y ahora con mi club, jugando con hermanos como Martín Trelles o Espinosa, la verdad que eso enorgullece mucho”.

Sobre el final, Perdomo se tomó un momento para hablar de cómo se sintió en el campeonato: “No tengo muchos torneos, este es mi segundo de ascenso y tengo sólo una liga. Pero capaz que si lo miras desde el punto de vista de los números fue el mejor. Es el torneo que más contento me sentí, en lo personal, la confianza. Me costó mucho al principio con Pereira como entrenador, después vinieron Frugoni, Xavier que me depositaron la confianza y ahí estaba loco de la vida”.