Vivió en Tabaré las sensaciones más diversas y en todas supo crecer. Con el mismo objetivo llega a Urunday para disputar esta LUB. En Promesas, Gonzalo Rivas.

 

Nombre:            Gonzalo Rivas
Edad:                  21 años
Puesto:                Base
Altura:                1.78
Formación:       Tabaré
Club para LUB: Urunday Universitario

 

¿Cómo arrancaste a jugar al básquetbol?

Empecé en una escuelita de básquetbol del COETC, con mi hermano. Arrancamos para hacer algo de deporte, los técnicos eran Julio Galli y Gustavo Tito. Julio también estaba de entrenador en las formativas de Tabaré y me invitó a ir al club.

¿Qué entrenadores tuviste en Formativas que te hayan marcado?

Aprendí bastante con Capalbo en la Selección, después los entrenadores de formativas de Tabaré: Diego Renom y Diego Rivas. Y también con el “Yayo” González aprendí mucho.

¿Cuáles son tus características como jugador?

Juego de base e intento jugar lo más ordenado y sencillo posible.

¿Cómo surgió la idea de jugar profesionalmente?

Desde que empecé a jugar me gustó mucho, siempre quise jugar y tratar de llegar a Primera.

¿Cambiaste algo en tu forma de entrenar o tus hábitos para eso?

Mis hábitos no cambiaron mucho. En mi forma de entrenar, empecé a hacer pesas aparte con el preparador físico de Tabaré y también tratar de mejor otras cosas.

¿Cómo fue empezar entrenar con el Primero de Tabaré?

Empecé a los 15 años, y noté grandes diferencias físicas y también en la velocidad a la que se jugaba.

 ¿Te acordás cómo fue tu debut?

Sí, fue en 2012, contra Trouville en la cancha de ellos, no me acuerdo que fecha fue. Ya estaba por terminar el partido e íbamos perdiendo y me tocó entrar.  Recuerdo que cuando entré estaba un poco nervioso.

 Estuviste en la Selección en Formativas… ¿qué te sumó eso?

Sí, fui a un Sudamericano Sub 15 en 2011.  Es una experiencia muy linda, te medís contra los mejores jugadores de esa edad de otros países y aprendes mucho.

A pesar de ser joven, has tenido experiencias muy intensas con Tabaré… ¿con cuál te quedas?

Me quedo con el ascenso en 2014, eso estuvo muy bueno.  Jugar en el primero de Tabaré me ayudó mucho a crecer como jugador, jugar contra personas más grandes, más fuertes, mejores en muchos aspectos te hace mejorar.

¿Qué objetivos personales tenés hoy en día?

Mejorar como jugador y ahora  tratar se sumar minutos en Urunday.

¿Cómo ves al equipo y tu rol en Urunday?

Cuando entro es a sumar desde la defensa. Al equipo lo veo bien, viene con la base del año pasado y está teniendo una buena preparación.

Cambiando de tema, ¿cómo has podido conciliar los estudios con el deporte?

Bien, por ahí hubo momentos en que no tuve mucho tiempo para estudiar pero la fui llevando. Ahora estoy estudiando Fisioterapia.

¿Tenés algún referente en el deporte?

No sé si referente porque no es mi posición, pero me gusta ver jugar a Ginóbili.  De bases uruguayos, creo que el mejor ahora es Bruno Fitipaldo.