Básquet Total sigue con las notas a los entrenadores de la Liga Uruguaya y esta vez fue turno de Horacio Perdomo, técnico vinculado a Sayago y con un gran proyecto en el club.

 ¿Qué expectativas tiene para este año?

La expectativa en lo deportivo, como siempre, tratar de mantenernos en la divisional y proyectar la mayor cantidad de jugadores del club que podamos.

 ¿Ayuda o no, el hecho de no jugar durante un año, por haber ascendido?

Sirvió, tenemos medio armado el equipo, tuvimos la nacionalización de Shelman, apostamos mucho a él y esperamos poder disfrutarlo como ficha nacional. El año pasado sufrió una lesión, esperemos que esté recuperado y tener la chance de conseguir el tercer extranjero, porque Danridge ya está confirmado.

Tener a Shelman como nacional y dos extranjeros más, ¿cómo va a influir?

Es importante, refuerza el equipo. Tratamos de mantener la integración, con jugadores que hace años están con nosotros, como el “Lalo” (Fernández), como Lado, que ha jugado mucho en el club. La incorporación de Antunes, después Mujica que también, ya ha estado algunas veces. Tenemos a Trelles como sub 23, Hernán Fitipaldo es otro sub 23 que está entrenando con nosotros buscando un lugar. Tenemos la mala suerte de que a De Pena lo operaron de la muñeca el otro día de una lesión que tuvo jugando en Marne y hay que esperar a que se recuperé de la mejor manera posible para que siga jugando al básquetbol.

Varios jugadores que jugarán la Liga aún permanecen compitiendo en la LUA con sus equipos. Llegan con rodaje pero sin conocer al equipo. ¿Cómo lo toma eso?

Ya lo sabíamos de antemano. Fue la apuesta que hicimos nosotros y cuando vengan trataremos de integrarlos lo más rápido posible. Es lógico que el funcionamiento del equipo al principio les va a costar. Vamos a trabajar lo máximo posible pero se va a ver reflejado en los primeros partidos. Estamos esperando a Shelman que llega el sábado y concretar el otro americano que estamos esperando solucionarlo de un momento a otro.

Cuatro de los cinco mayores y varios sub 23 ya han estado años anteriores, ¿apela siempre a esa base?

Desde que estoy yo, Sayago siempre ha apelado a lo mismo y es algo en lo que congeniamos con la directiva. Tuvimos la mala suerte de perder a varios jugadores que  eran sub 23 este año, como al “Tincho” (Andrade), que era el base que teníamos, a un jugador grande como Renzo (Ormando) que dejó el básquet y optó por estudiar. Eso desquebraja un poco el proyecto que tenemos. Ahora tenemos una generación que es a la que apostamos, que es la de cadetes, este año. Habrá que esperar su tiempo, ahora les estamos dando trabajo. En inferiores tenemos dos planteles (Sayago y Sayago Norte), casi 200 gurises que están jugando al básquetbol y apostamos a eso para un futuro, y a la parte social también. Se está haciendo la piscina, se ha mejorado ediliciamente.

¿Los sub 23 van a ser parte importante en el plantel este año?

Vamos a ver como se dan las cosas y los minutos que tienen. Este año, los sub 23 que tenemos son muy pocos. La mayoría son cadetes y juveniles. Como decía anteriormente es una de las generaciones que tenemos para un futuro. Tenemos a un cadete que ya estuvo haciendo sus primeras armas en el plantel cuando subimos y este año supongo que va a estar acompañándonos, tampoco hay que apurarlo, hay que llevarlo de a poco. Son gurises muy tiernos y van a jugar una liga que es de nivel alto. Pero hay varios que les veo un buen futuro.

¿A qué va a jugar Sayago este año?

Es lógico que para desarrollar el básquetbol falta la última ficha, que es el extranjero pero la idea es un básquetbol rápido, con mucha defensa. No posesiones muy largas. Tenemos buenos lanzadores de tres, buenos jugadores en el perímetro, una tabla fuerte y dependemos también de como esté Shelman que es el que nos va a dar un montón de cosas como ficha nacional. Esperemos que  este año pueda concretar una buena temporada, que se recupere totalmente de la lesión que tiene y que nos brinde lo mejor de él. En los equipos que he dirigido Terrence siempre es el corazón. Danridge se va a adaptar rápidamente porque es un buen jugador, y esperamos al tercer extranjero para poder zafar sin problema.

Ya con ocho temporadas en el club. ¿Cómo toma disputar una nueva liga y que sentimientos tiene por Sayago?

Ya son muchos años, hay una buena química entre la directiva y el cuerpo técnico. Siempre he trabajado con Mauricio Reyes como preparador físico, con Calimares como fisioterapeuta, ha variado un poco el ayudante técnico, pero después está el equipier, hace años. O sea, tenemos un equipo armado que ya hace años trabaja junto y acá todo se hace en conjunto con la directiva. Yo participo y colaboro todo lo más que pueda en la toma de decisiones de todo esto, que nos ha dado resultado. Hemos pasado momentos difíciles, un descenso, un ascenso, y siempre peleando abajo pero siempre he tenido el apoyo de toda la directiva y la gente del club.