Nacional derrotó a Miramar por 78 – 72 y consiguió el segundo ascenso a la Liga.

De movida el tricolor salió mucho mejor plantado en cancha con impulsos individuales de Nicolás Ibarra y Salvador Zanotta con los cortes al aro. También fue intenso en defensa, cortó las vías de pase para Wadell y de ahí sacó rédito en los contragolpes para sacar una ventaja de 10 puntos en pocos minutos. A medida que se iban yendo los mismos, el albo continuó abriendo diferencias ante un monito que no le encontró la vuelta en este período que culminó 25 – 12.

Sin embargo, en el amanecer del segundo cuarto Miramar pudo revertir la situacion adeversa con un parcial de 12-2 para colocarse a tres puntos, con Blazina y Wadell como estandartes, que obligaron al minuto de Federico Camiña. Tras esos 60 segundos, hubo un parcial de 8-0 para que el bolsilludo retomara una considerable diferencia de cara al complemento, 34 – 26

Arranque del segundo tiempo goleado con un protagonista de cada lado, Adrián Bertolini por un el bolso y Matías Nicoletti por el rayado. Posteriormente el partido comenzó a tomar la tónica del primer chico, con Nacional mostrando una supremacía importante en base a buenas defensas y ataques rápidos o buscando el poste bajo para sacar réditos con Zuvich y Puckett. En los últimos instantes el juego se emparejo un poco pero los de La Blanqueada manejaron cómodamente su renta para irse arriba 58 – 46.

Parcial de 5-0 para los de la calle Santiago Gadea en el inicio del último cuarto que abrió la puerta una reacción. Nacional respondió poniendo la pelota abajo con el mercedario Agustín Zuvich y el trabajo de Puckett atrás que anuló a Wadell. Miramar desarticulado totalmente perdió la brújula y el albo lo aprovechó para retomar una ventaja de 13 con el otro oriundo de Soriano, Nicolás Ibarra. Pero Nacional no podía terminar de sentenciar el juego. Los del barrio Belgrano encontraron en Nicoletti y Nicolás Sánchez una rebeldía que los volvió a poner a seis, a falta de poco más de un minuto por jugar. Un cierre apretado, con Sánchez como motor de un monito que trató hasta el final, pero que no pudo dar vuelta el tanteador que marcó el definitivo 78 – 72 con el que se decretó el ascenso del conjunto tricolor.

De esta forma, el albo es el segundo equipo en sellar su pasaje a la Liga Uruguaya de Basquetbol y buscará, el miercoles ante Larrañaga, el título del certamen. Mientras que Miramar, disputará el sábado la posibilidad de acceder al tercer ascenso cuando se mida a Bohemios, 1-0 abajo, al mejor de cinco partidos.

Estadísticas oficiales

[Best_Wordpress_Gallery id=”303″ gal_title=”Larrañaga – Bohemios | Playoff 4 – LUA 2016 – Ascenso”]