El pasado martes no sólo fue el último entrenamiento del núcleo femenino U15 de cara a los juegos deportivos federados del centro a disputarse en Santa Fe, sino que también fue la confirmación del comienzo de un proceso de formativas, y del básquetbol femenino, que dará sus frutos.

 

Parte de este proceso son Joaquina Gregorio (Allavena de Paysandú) y Florencia Niski (Bohemios), que viajarán a la vecina orilla y amablemente se tomaron un tiempo para hablar con Basquet Total.

“Lo primero que se me viene a la cabeza es una alegría enorme, orgullo, emoción y cantidad de sensaciones positivas” comenzó diciendo la jugadora albimarrón en cuanto a lo que significa representar a Uruguay en este torneo.Florencia Niski-2

Joaquina también se expresó y dijo lo siguiente: “Es un orgullo tener esta oportunidad y dejar bien en alto el básquet femenino uruguayo. Para mí que soy de Young, es el doble de satisfacción. Yo tengo que hacer 600 kilómetros para entrenar y demostrar lo que sé hacer. Entre semana viajo a Paysandú para entrenar, voy tres veces pero lo hago con pasión porque amo este deporte. Es un sacrificio pero sé que luego con el tiempo los resultados llegan.”

Ambas jugadoras llevan un buen tiempo en el deporte, y son reflejo del esfuerzo y superación, características que definen a cada una de las integrantes de este núcleo. Florencia será la capitán durante este torneo y de ello se refirió: “Sin dudas es una distinción y honor pero de cualquier manera sigo siendo una más del equipo”.

Por otra parte, la jugadora de Allavena había sido citada a la preselección el pasado año pero fue desafectada. Habló de eso y de que cambió para que hoy se ponga la celeste: “Me afectó mucho lo del año pasado, pero lo tomé como experiencia, una muy buena. El año pasado jugué con el femenino mayor de Cordón en Montevideo. Ahora estoy muy bien, entreno tres veces por semana y hago menos kilómetros”.

“Está muy bueno que entrenemos todas juntas. Nos sirve mucho a nosotras que somos más chicas físicamente. Y también nos sirve observar para luego aplicarlo” continuó afirmando la joven que vive en Young, en cuanto al proyecto que está comenzando, y la oportunidad de practicar con jugadoras mayores de estatura y edad, como Joaquina Gregoriose hizo en los últimos entrenamientos, donde las pívot de hasta 20 años acompañaron a las chicas.

Niski siguió hablando de los objetivos para los juegos: “En un deporte colectivo como el básquetbol, siempre lo grupal está por encima de lo personal, por lo tanto espero que este torneo nos sirva para mejorar colectivamente y comenzar a darle forma al equipo pensando en el futuro. De todas formas, en lo personal espero rendirle al equipo y aprovechar esta experiencia para seguir aprendiendo.”

Todos los que comparten este deporte, ya sea en el rectángulo, en el banco o en la tribuna, lo hacen por amor, y el comienzo de Florencia no fue la excepción: “Comencé a los seis años en la escuelita de Bohemios y desde chica jugué a muchos deportes como fútbol, handball y tenis. La adrenalina y la pasión que me genera el básquetbol no tiene comparación” sentenció la jugadora.

Daniel Seoane, ayudante técnico de Nestor “Che” García en la selección venezolana, estuvo en el último entrenamiento del núcleo. Habló del proyecto y contó como Venezuela creció en el femenino: “La clave es el trabajo. Ellas están trabajando mucho, el entrenador que tienen le gusta mucho trabajar, concentraciones en las que hacían tres turnos diarios. Las mayores y las menores se concentraban dos veces al año y es lo importante, tener carga de trabajo, poder juntarse tiempo antes de los torneos y tener continuidad porque eso es lo que ha pasado en Venezuela. No han parado de trabajar, siguen sumando jugadoras, constantemente traen nuevos métodos de trabajo, este año le sumaron el tema del scouting, que no lo tenían antes y están haciendo las cosas bien. El tema es el trabajo, el buscar nuevas ideas, formar no solo jugadoras, sino entrenadores”  culminó.