Goes se quedó con el clásico femenino ante Aguada, correspondiente a la fecha 1 de la ronda de revanchas por cifras de 65 a 43.

La realidad marcó que llegaron los dos equipos cansados y con algunas bajas para enfrentarse nuevamente, el encuentro que se vivió en cancha de Larrañaga con un clima de familia y tranquilo daba paso a un partido nuevamente lindo de ver.
El marcador se abrió desde el perímetro misionero de la mano de “Vico” Pereyra, en un primer cuarto un poco entreverado donde las aguateras perdieron bolas y las goenses lo aprovecharon, corriendo la cancha y sacando diez puntos de diferencia. Diferencia con la cual se fueron al segundo cuarto, 19-9 arriba.

Los segundos diez minutos fueron azulgranas. Las dirigidas por Gustavo Fernandez colocaron un parcial de 14-1 en poco más de seis minutos para comenzar a inclinar la balanza a su favor. Parte importante de la supremacía misionera fue producto de corregir los errores del clásico jugado el domingo pasado. De esta forma se fueron al descanso largo 35-15 arriba.
En el tercer cuarto, llegaron noticias desde Millán y San Martín. Aguada defendió durísimo, volvió al nivel del que gozó el domingo y logró ponerse a nueve unidades tras dos triples seguidos y libres, consecuencia de que las misioneras se cargaron de faltas temprano en el período.

En el cierre, las chicas de Goes con un plantel mas largo retomaron diferencias y las dirigidas por Andrés Jones con poca resolución en la pintura se quedaron. Las misioneras con autoridad se qeudaron con el segundo clásico 65 a 43. Sigue siendo el único líder e invicto de la tabla.