La NBA le quitó a Charlotte el All Star de 2017 a causa de una ley anti LGBT que discrimina a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Según informó la mejor liga del mundo el cambio se debe a una ley anti LGBT que mantiene ese estado.

Charlotte había sido elegida como sede para el próximo All Star, sin embargo existe una polémica ley aprobada en el Estado de Carolina del Norte que entró en vigencia en todas las ciudades de dicho Estado y que discrimina a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Debido a que Charlotte forma parte de Carolina del Norte, no fue la excepción a la regla y por eso la NBA decidió quitarle el Juego de las Estrellas.

Claro esta que la NBA defiende los derechos de la comunidad  LGBT, de hecho el mes pasado participó en el desfile del Orgullo Gay. Era de esperarse que esta ley impuesta en la legislación de Carolina del Norte, conocida como HB2, vigente desde marzo iba a terminar de quitarle el All Star a Charlotte.

“La motivación de la NBA es crear el mejor ambiente posible para todas las personas que quieran ir a sus partidos y a sus eventos. Nos preocupa profundamente que esta nueva ley discriminatoria pueda atentar contra nuestro ideal de igualdad y respeto mutuo”, había expresado la mejor liga del mundo en marzo. Justamente hoy, a través del comunicado mencionado, recalcó su postura y anunció el cambio.

“Nuestro programa de eventos del fin de semana del All Star pretende ser una celebración mundial de baloncesto, de nuestra Liga, de los valores que defendemos y buscamos reunir a todos los miembros de la comunidad. Si bien reconocemos que la NBA no puede elegir la ley en cada ciudad, estado y país en el que hacemos negocios, no creemos que podamos acoger con éxito nuestras festividades del All Star en Charlotte por el clima creado por el HB2”, anunció.

No obstante, la NBA explicó que confía en poder reprogramar el All Star en Charlotte para el 2019. Además añadió que espera anunciar una nueva sede en breve, donde New Orleans sería la primer opción.