Goes, con la contratación de Fernando Martínez debe liberar un cupo. El tema se presenta complejo.

Era algo que se veía venir y generó muchas idas y vueltas en las últimas horas. El futuro no es claro y la directiva deberá buscar el mejor final posible.

La llegada de Fernando Martínez a Goes provocó que el Misionero quedara con seis fichas nacionales, ahora debe liberar a una. Dos nombres, ambos con contrato vigente, aparecen en el tapete: Brian García y Marcos Marotta.

El primero tiene vínculo por dos años más, hay dirigentes que no se quieren desprender de él, además tiene un respaldo enorme en la gente que se pronunció en las redes sociales en los últimos días. En caso de salida, hay dos clubes que lo pretenden.

Por otro lado, Goes hizo uso de la opción de renovar por un año con Marotta cuando el base era codiciado por instituciones como Unión Atlética y Biguá. Salir ahora significaría bajar pretenciones económicas y deportivas para el jugador.

La tercer opción manejada, que parece descartada, fue la de la posible inclusión de los seis como fichas. Pero solo se puede utilizar el recambio nacional en dos oportunidades y hasta una fecha tope.

El Misionero en situación delicada, los dirigentes deberán trabajar para que la salida de uno de sus jugadores con contrato vigente sea lo menos perjudicial posible tanto para el club como para los intereses del deportista.