Atenas venció a domicilio a Capitol en cifras de 86 a 78 en un partido que siempre tuvo como dominador a la visita. A pesar de la ausencia del capitán Mauro Zubiaurre por un estado gripal el plantel cumplió y se llevó un punto importante. Cabe destacar que el dueño de casa no tenía extranjero.

El encuentro fue arbitrado por Vivián García, Antonio Gómez y Martín Rial de gran tarea, apelaron a continuar con el juego siempre ya que la cancha estaba en óptimas condiciones para la disputa del partido a pesar de que hubo algún resbalon.

Los locales, dirigidos por el “Hechicero” Fernando Cabrera, comenzaron jugando con Leonardo Bouchaton, Federico Pereiras, Juan Wenzel, Agustín Cabillón y Alejandro “Pepusa” Pérez. Por su parte, los visitantes conducidos por Martín “Boquita” Frydman saltaron al rectángulo de juego con Ignacio Cambón, Mateo Pose, Facundo Alonso, Lamar Roberson y Omar Galeano.

García impulsó la naranja al aire y la paridad reinaba en la calle Gil. Pérez y Wenzel eran los hombres gol del local y lo propio hacían Pose, Roberson y Alonso por parte del elenco de Palermo. Sobre el final del cuarto hubo un quiebre ya que apareció Cambón desde los 6,75 y varios robos en primera línea de Atenas sumado a las pérdidas en el Capi, que hacían que la visita sacará diferencias. La última pelota la tuvo Roberson y la clavó de tres para abrir 10, 23-13.

En el segundo cuarto varias corridas de Mateo Pose y un enorme trabajo que hacía Facundo Alonso en defensa y también aportando en ofensiva, lo que complicaba a los dirigidos por Cabrera que sólo encontraban básquetbol en las manos del “Pepusa” Pérez. Omar Galeano comenzó a pesar en la pintura y también aportaba desde los 6,75, un buen ingreso de Pons le permitió a Atenas abrir la máxima de 18 (45-27). De todas maneras el local reaccionó con Pérez y la diferencia era de 13 al descanso largo, 48-35.

Antes de arrancar el tercero se vivió un espectáculo aparte, los dirigentes de Capitol fueron a increpar a los jueces por la suspensión del partido a causa de los resbalones. Rápidamente varios similares del visitante se hicieron presentes y tras varios diálogos el partido se reanudó con normalidad.

Para el tercero hubo muchas pérdidas, el cotejo se tornó sumamente cortado y entreverado, pero aun así Atenas arrancó mejor con un 5-0. De todos modos, con Pereiras y Cabillón el elenco blanco y negro mejoró e intentó la arremetida. Los de la calle Cebollatí lograron sacar una renta de 18 nuevamente y encontraron un buen ingreso desde el banco de Matías Martínez, las cosas seguían siendo a su favor, ganaban 61-47 a falta de diez minutos.

Para el último cuarto, hubo muchos fallos de ambos lados, abusaron del triple y las cosas no mejoraban. Los dos equipos estaban sumamente apurados y entreverados en la cancha. Veleda y Pierri viniendo desde el banco intentaron cambiar las cosas por el dueño de casa pero eso no pasó. Si bien se logró meter en partido y achicar las diferencias, el punto se tiñó de celeste y blanco y viajó para Palermo.

Lamar Roberson fue el goleador del partido con 21 unidades secundado por Mateo Pose y Facundo Alonso con 17 unidades cada uno. Por la parte del local, Alejandro Pérez con 21 unidades y Agustín Cabillón con otras 18 fueron los más destacados.

Estadísticas oficiales