Miramar le ganó a Olivol Mundial, como visitante, por  79 – 73 y se entrevera en el medio de la tabla, mientras que los de Millán y Sitio Grande siguen sin poder ganar como locales.

El monito de Villa Dolores arrancó con todo el partido. Matías Nicoletti desde el perímetro y Nick Wadell en la pintura fueron determinantes para que el monito abra una diferencia de 10 unidades ya en el primer cuarto. Algo de Rodrigo Xavier y de Héctor Silva le permitieron mover el score a los dirigidos por Andrés Blazina, que de todas formas se fueron perdiendo 24 – 14.

Ya en el segundo chico Olivol mejoró sobre todo en el costado defensivo, negando las vías de pase para el foráneo de Miramar e intensificando las defensas sobre Nicoletti y Mazzuchi para irse arrimando en el electrónico. A pesar de que eran desordenados en ofensiva, el mundialista encontró en el buen ingreso de Giano Belase más la picardía de Federico Seguessa y Rodrigo Xavier en la defensa, los argumentos para dar vuelta el trámite en su favor a falta de poco más de un minuto para el cierre de la primera mitad. Sin embargo, con una ráfaga del mercedario Cristian Mazzuchi, los de la calle Santiago Gadea se fueron arriba 34 – 33 de cara al descanso largo.

Fue más Olivol Mundial en el amanecer del tercer periodo con puntos muy altos como Xavier, Belase y Silva para sacar hasta ocho puntos de diferencia a mediados de este chico. Cuando Nicoletti trataba de dar la cara por el monito y achicar esa renta, apareció la experiencia y la carpeta de Andrés Jones para poner un par de dobles en los instantes finales para que su equipo terminara 54 – 47 por encima en el score.

Ya en el final, alternaron varias veces el liderazgo del partido debido a que Olivol entró acelerado y le permitió a los conducidos por Esteban Yaquinta tomar el protagonismo del match en base a los lanzamientos desde los 6.75. Sobre el cierre reinaron las malas decisiones del local en el ataque y Miramar pudo tomar una diferencia, que a pesar de ser amenazada varias veces, fue definitiva para que los de Villa Dolores se quedaran con un puntazo del barrio Reducto. Ahora tendrán que poner la cabeza en un duelo clave el próximo jueves, cuando reciba en su cancha a Tabaré.

Estadísticas oficiales