Nicolás Ibarra fue una de las figuras de Nacional en el importante triunfo ante Miramar en calidad de visitante. El alero se acercó a charlar con Basquet Total.

Nacional se llevó un punto importante de un recinto dificil: “Esta cancha es dura, Miramar está fuerte, confía en su cancha y sus jugadores, muchos puntos van a quedar acá seguro. Nosotros vinímos con una mentalidad que por suerte cambiamos en el segundo tiempo”.

El encuentro tuvo dos partidos en uno: “Realmente fue así. La charla en el entretiempo nos sirvió para poder cambiar la cabeza y por suerte se vio reflejado”.

Ibarra analizó el cambio: “Las claves estuvieron en el cambio de actitud en el segundo tiempo y en el ataque donde estabamos muy pendientes de pasarle la bola a Kenny (Adeleke) y nos olvidamos de ser más fuertes nosotros mismos, buscar más el aro y hacer una transición fuerte. Confiamos más en nosotros y logramos sacar la diferencia así porque estabamos abusando de pasarle la bola al extranjero”.