Golden State Warriors venció a Oklahoma City Thunder 120-111 y se puso 2-3 en la final del oeste.

Comenzó el partido más importante para los Warriors de la temporada, en caso de no ganar se despedían con su “hermoso” récord de 73-9 para la bahía. En los primeros 5 minutos de juego, los locales se impusieron un 13-7 con los “Splash Brothers” como figuras con 4 puntos cada uno. Durant y Westbrook poco efectivos, 1-6 cada uno en tiros de campo. A pesar de que los Warriors dominaban en el trámite y sacaron hasta 10 de diferencia (22-12), los de Donovan se las ingeniaban para convertir algunos puntos “difíciles” y “entreverados” para cerrar el primer cuarto 21-25.

En el segundo hubo un buen comienzo de Anthony Morrow con 3-3 en TC (8 puntos), le permitía a la visita ponerse a un punto, 32-33 en los primeros 9 minutos de partido. No obstante, los Warriors seguirían dominando de la mano de Curry y compañía, yéndose vencedores al descanso largo 58-50.

Ya en el tercer cuarto en el primer minuto y medio Oklahoma puso un parcial de 9-2 con 5 de Ibaka y 4 de Durant, se colocó a mínima (59-60) en un abrir y cerrar de ojos. A falta de 6 minutos para el final del cuarto pasó con un triple de Westbrook 68-67. En el resto del cuarto los Golden State fueron un poquito superiores con un Green en su verdadero nivel, 9 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias, cerrando el tercero 81-77.

Primer minuto de juego del último cuarto y un 5-0 a favor de los locales, estirando diferencias a 9, 86-77. Cada vez que los Warriors sacaban una renta cercana a los 10 puntos, los Thunder lo traían de vuelta de la mano de un enorme Durant bien secundado por Westbrook que a falta de 4 minutos llevaban 31 y 26 respectivamente. Sin embargo, los Warriors lo cerraron mejor con Curry como figura, venciendo de esta forma a los Thunder 120-111 y poniendo la serie 2-3.

Buen partido del vigente bi-MVP Curry con 31 puntos (10-10 en libres), 7 rebotes, 6 asistencias y 5 robos, bien secundado por Thompson con 27 punots y un buen doble dolbe de Bogut 15 puntos y 14 rebotes. En el perdedor Durant fue el goleador del partido con 40 puntos y West puso 31.