Anadolu Efes venció como local a Darussafaka en cifras de 88 a 73 y se puso 2-0 arriba en las semifinales de la Superliga turca. El equipo de Jayson Granger quedó a un triunfo de meterse en la final, en donde enfrentaría a Fenerbahce o Galatasaray.

El encuentro disputado en la ciudad de Estambul, presentó un primer periodo netamente favorable al conjunto local, que desde el salto inicial se mostró sumamente activo, intentando plasmar en el rectángulo de juego las diferencias que existen entre un plantel y otro. La mayoría de las ofensivas pasaban por la zona pintada, en donde los norteamericanos Bryant Dunston y Derrick Brown marcaban una amplia superioridad, que le permitían a su equipo abrir una rápida ventaja de 12 unidades (22-10).

En el segundo cuarto se pudo observar un trámite mucho más equilibrado y abierto, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. Los dirigidos por Ahmet Caki intentaban lastimar desde el perimetro, con los lanzamientos a larga distancia del francés Thomas Heurtel y del croata Dario Saric. Por su parte, los comandados por Oktay Mahmuti dañaban con las constantes penetraciones del base estadounidense Scottie Wilbekin. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente por 43-30.

En el comienzo de la segunda mitad, el Efes mostró gran parte de su repertorio ofensivo, teniendo como principales exponentes a Cedi Osman y Jayson Granger, que eran bien acompañado por Alex Tyus desde el banco de suplentes. Además, realizaban un gran trabajo en el costado defensivo, obligando a su rival a cometer varias perdidas de balón y a tomar malas decisiones a la hora de ejecutar los tiros de campo. Al finalizar el tercer periodo, Anadolu tenía a su favor una renta de 27 puntos (73-46).

En el último cuarto, la visita logró maquillar el score, sobretodo a impulsos individuales de Semih Erden y Furkan Aldemir, que supieron aprovechar la ausencia de las figuras del locatario, que descansaban en el banco de suplentes. Finalmente, la victoria fue para el Efes por 88 a 73, que de esta manera se pone arriba 2-0, quedando a un triunfo de meterse en la final de la Superliga turca por segundo año consecutivo. El tercer juego de la serie se llevará a cabo el viernes, haciendo las veces de local el Darussafaka.

En el ganador se destacó la actuación de Dario Saric, que anotó 13 puntos, bien secundado por Bryant Dunston, que anotó 12 tantos y atrapó 7 rebotes, mientras que el base uruguayo Jayson Granger aportó 8 unidades, 6 rebotes y 5 asistencias. Por el lado del perdedor, Scottie Wilbekin culminó como máximo anotador con 18 unidades.