Martín López fue una de las figuras que tuvo Miramar en la importante y agónica victoria ante Atenas en calidad de local. El interno se arrimó a charlar con Basquet Total.

Raro partido, con muchas variantes: “Fue un partido rarísimo, arrancó tardísimo y eso nos hizo arrancar fríos y dudosos, nos sacaron un gran parcial y tuvimos todo el primer tiempo intantando bajar de a 10 puntos. Hoy por suerte tuvimos la rotación del plantel completa ya que veníamos sin algunos jugadores y se ganó un partido clave después de lo que perdímos con Tabaré , ganar era fundamental y acá nos tenemos que hacer más fuertes que nunca porque si ganamos  los partidos de local vamos a estar más cerca de nuestro objetivo que es pelear arriba”.

El equipo tuvo soluciones desde el banco: “Es fundamental, el “Tormenta” es nuestro tipo pesado porque el extranjero no es pesado para jugar en la pintura, con Tabaré sufrimos con Cooper capaz que con Pintos era otro partido, pero ahora tenemos que descansar y pensar en el martes. Es divina esta gente que vino y viene siempre, merece una alegría en el clásico. Vamos a trabajar para que puedan festejar”.

El mercedario habló de los objetivos: “Esteban (Yaquinta) no dudó nunca en decirnos nada, nunca pensamos en el descenso y muchos nos daban por descendidos pero nosotros pensamos de mitad de tabla para arriba, de estar ahí. Sabemos que si ganamos acá a Atenas se puede ir a pelearlo a su cancha y eso te da confianza para encarar los partidos con otras armas”.