Tabaré derrotó a Miramar 80 – 76 como local en la segunda presentación de ambos en la Liga Uruguaya de Ascenso.

El comienzo del juego fue netamente favorable al gris del Parque Batlle que colocó un parcial de 10-0 con el debutante Paul Cooper como principal figura gravitando en el poste bajo. Cristian Mazzuchi fue quién con un triple rompió el cero para el cebrita y fue el encargado de mantener a su equipo a una distancia considerable con respecto a su rival a puro triple para dejar el tanteador 20 – 14 al cabo del primer cuarto.

Los segundos diez iniciaron con los dirigidos por Horacio Perdomo mejor plantados nuevamente en el rectángulo de juego pero la ausencia de Gonzalo Rivas por problemas con las faltas se sintió al momento de organizar el juego en ataque. De todas formas, contaron con los buenos ingresos de Alfonso Arrillaga y Rodrigo López; el primero, tuvo bueno minutos en ofensiva cargando en la pintura; el segundo, dio una gran mano en defensa y coloco asistencias importantes. Pero, los orientados por Esteban Yaquinta encontraron en la banca dos jugadores que serian claves en este chico y en el tercero, Iván Vincent y Federico Masner, los pibes de Jacinto Vera fueron importantes para volver a recortar diferencias: 38 – 30 se fueron al descanso largo.

Rápido 7-0 del monito de Villa Dolores con los oriundos de Yale en un gran nivel sumado al aporte de Jerrell Williams, quién jugó con una lesión en su espalda, para no solo ponerse a tiro sino que también pasar en el score a mediados de este tercer cuarto. Rodrigo Cardozo, con gran tarea defensiva, y Damián Blazina que fue solución en ataque completaban el quinteto con el cual Miramar mostró su mejor nivel en la noche. Tabaré no tenia ideas en ataque, Rivas cometió su cuarta infracción apenas comenzado este periodo y Santiago De Gouveia no fue del todo claro para la organización. Perdomo fue obligado a pedir minuto luego de ver como su rival lo aventajaba por cuatro unidades y fue después de ese tiempo que vino la reacción de los de la calle Brito del Pino, que colocaron otro parcial de 10-0 con un buen nivel de Facundo Medina y Terrence Shelman que no había aportado nada hasta entonces para irse arriba 56 – 48 con el último chico por disputar.

Periodo final que fue de alto voltaje hasta el cierre. Mazzuchi volvió a tomar protagonismo en las ofensivas cebritas y Williams se convertía en un bastión en el juego interno. Sin embargo, el extranjero salió por quinta falta con siete minutos aun por jugar y eso fue determinante para que Miramar no sostenga el ritmo de juego. A pesar que Matías Nicoletti y Federico Masner estuvieron inspirados y permitieron liderar el score durante un gran pasaje, Tabaré llegó más entero al final. Octavio Medina tuvo anotaciones determinantes en sus penetraciones y con picos altos de Shelman y Cooper, más un triple de Federico Della Mea parecían liquidar la historia. Si hay algo para destacar del conjunto de Villa Dolores es que jamás bajó los brazos y lo peleó hasta el final, cuando un doble y foul obra y arte de Facundo Medina terminó de sentenciar las acciones en cifras de 80 – 76 y de esta manera concretar la segunda victoria del indio, en la misma cantidad de presentaciones.

[Best_Wordpress_Gallery id="170" gal_title="Tabaré - Miramar LUA 2016"]